Agronews Castilla y León

La Consejería de Agricultura y Ganadería publica hoy, 13 de diciembre, en el Boletín Oficial de Castilla y León la resolución que permite el comienzo de las obras contenidas en los proyectos de infraestructura rural de las zonas de concentración parcelaria de la localidad abulense de Cillán y de la burgalesa de Valdazo. Estas actuaciones, que van a ser realizadas por Copisa Constructora Pirenaica, pretenden facilitar la diversificación de la economía rural y mejorar la calidad de vida en estas zonas rurales.

Cillán

Las obras, con una dotación presupuestaria de 1.021.327 euros, van a permitir la creación de una red de caminos de 41,5 kilómetros, el desarrollo de una red de desagües con 450 metros de limpieza de cauces, 3.664 metros de colectores y 525 metros de colector de saneamiento.

Además, se pondrán en marcha medidas ambientales como el acondicionamiento de la ruta senderista de Los Molinos, la restauración vegetal de la charca del Hoyo de la Nava, la plantación de árboles, recuperación de canteras y creación de tres abrevaderos de ganado.

La superficie concentrada en Cillán es de 1.315 hectáreas que pertenecen a 242 propietarios. Las 721 fincas de reemplazo tienen una superficie media de 1,82 hectáreas frente a las 0,36 hectáreas de media que tenían las 3.642 parcelas existentes antes de la concentración.

Esta iniciativa forma parte del compromiso que el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, asumió para la presente legislatura de realizar inversiones en zonas de concentración parcelaria que comprenden más de 160.000 hectáreas.

Valdazo

A esta actuación se van a destinar 468.310 euros que servirán para realizar 19 kilómetros de caminos, 3,2 kilómetros de la red de desagües, 65 obras de fábrica, fundamentalmente tubos que permiten la continuidad de la red de drenaje por debajo de los caminos, y la siembra de 4.135 plantas.

La intervención en esta zona, que abarca 374 hectáreas, beneficia a 86 propietarios que han visto cómo la superficie media de sus fincas pasaba de las 0,36 hectáreas de media que tenían las 1.029 parcelas existentes antes de la concentración a las 2,07 hectáreas de media que tienen las 180 fincas de reemplazo.

Esta iniciativa forma parte del compromiso que el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, asumió para la presente legislatura de realizar inversiones en zonas de concentración parcelaria que comprenden más de 160.000 hectáreas.