Agronews Castilla y León

En el mes de octubre de este año, según el informe elaborado por el Observatorio Español del Mercado del Vino, las exportaciones españolas de vino, perdieron un -4,5% en términos de valor y un -8%, en términos de volumen, aumentando el precio medio de venta un 4%.

Tras un tercer trimestre positivo, con crecimiento en valor y menor caída en volumen, el cuarto trimestre del año arranca, por tanto, con pérdidas.

Las pérdidas registradas en el mes de octubre de 2020, se explican, sobre todo, por la mala marcha de los vinos con IGP envasados, vinos sin ninguna indicación envasados, y de los vinos sin ninguna indicación a granel.

En octubre de 2020, España exportó 188,8 millones de litros, por valor de 273,2 millones de euros. Es decir, exportó, 16,5 millones de litros menos y facturó, 12,7 millones de euros menos.

Por productos, destaca, un mes más, la buena marcha de las exportaciones españolas de todas las categorías incluidas dentro del bag in-box y, en particular, de los vinos con indicación de variedad en bag-in-box. En el mes de octubre, las exportaciones de bag-in-box crecieron un 38% en valor y un 72% en volumen, con precios medios que se mantienen a la baja.

Destacan los aumentos de las ventas de bag-in-box a Francia, Reino Unido y Suecia. Los datos muestran, por tanto, que la pandemia por COVID-19, está favoreciendo las exportaciones de bag-in-box, que llevan creciendo de forma destacada desde el mes de marzo de 2020, coincidiendo con su inicio, ya que, en meses anteriores, su evolución era negativa.

También destaca, en el mes de octubre de 2020, el crecimiento de los vinos de licor, que venían cayendo de forma importante en los últimos meses y que aumentaron un 18,5% en valor y un 15% en volumen. También crecieron las ventas de los vinos con indicación de variedad envasados (+14% en valor y +13% en volumen). También se recuperan los vinos de aguja en el mes de octubre (+11,6% en valor y +21% en volumen), tras unos meses muy negativo.

Evolución también positiva para los vinos con IGP a granel (+9% en valor y +11% en volumen). Un mes más, cae la facturación de los vinos espumosos (-5,7%), pero aumenta el volumen exportado (+1,4%), tras caer el precio medio un 7%.

En lo que se refiera a los diez primeros meses de 2020, las cifras muestran una caída global de las ventas del 9% en volumen, hasta los 1.643,9 millones de litros y del -4,7% en valor, hasta los 2.130,3 millones de euros. Es decir, se exportaron en estos diez meses, 165,6 millones de litros menos y se facturaron 105,4 millones de euros menos. Si clasificamos las exportaciones españolas de vino en dos grandes grupos (envasados y graneles), vemos que ambos pierden tanto en volumen como en valor, pero afectan al total de distinta manera. Así, los vinos envasados (incluyendo los vinos de licor, aguja, espumosos, tranquilos y bag-in-box), con precios medios mucho más elevados que los graneles, tienen más peso en valor (suponen el 82% de la facturación total), por lo que su caída (-4,7%) supone una reducción en la facturación de 85,8 millones de euros, de los 105,4 millones € que se dejaron de facturar en total. Los graneles, con precios medios mucho más económicos (44 céntimos por litro) también cayeron en valor (-4,9%), dejando de aportar al total, 19,6 millones de euros.

Al contrario, los vinos a granel, en términos de volumen, donde suponen casi el 53% de las ventas totales, pierden un -14,2% que implica una reducción en 143,3 millones de litros de los 165,6 millones de litros que se dejaron de exportar en total hasta octubre de 2020. Las exportaciones españolas de vinos envasados solo perdieron 22,3 millones de litros, siendo los vinos con IGP envasados los que más cayeron (-24,9 millones de litros).

Sección: