Agronews Castilla y León

El azufre y las ventajas que ofrece para los cultivos extensivos fue el tema sobre el que giró la jornada organizada por ITAGRA, REPSOL e INEA ayer, 5 de cotubre, en la sede de esta escuela de ingenieros agrícolas en Valladolid contó, además, con la colaboración de New Holland y su concesionario Talleres Argasa, Neumáticos Alliance y Maquinaria Sanz que expusieron a los asistentes las bondades de sus productos.

La primera ponencia analizó las características y novedades de los nuevos carburantes y lubricantes REPSOL destacando tanto Edorta Arana como Eduardo Amondo que no todo producto vale para cualquier tractor sino que el agricultor o el ganadero debe buscar el que se adapta a las necesidades de cada tractor, ofreciendo el consejo a los presentes que "no ahorren en carburante, anticongelantes y lubricantes", pues un producto de calidad proteje el motor y asegura el buen trabajo del vehículo.

Tanto Ramón Múgica, del departamento de Asistencia Técnica y Desarrollo de Especialidades deREPSOL, como Manuel Calvo de ITAGRA explicaron los resultados del estudio que vienen realizando en colaboración sobre la aplicación de este producto que se obtiene en las refinerías tras el proceso que busca quitar azufre a los distintos productos petrolíferos para evitar la emisión a la atmósfera del mismo a través de la conocida lluvia ácida, destacando que se puede aplicar tanto en forma de "enmienda" para el suelo tratando de reducir el Ph del mismo en un punto o medio punto en los más básicos hasta situarlo en torno al 7,5 de Ph con lo que se facilita la absorción de otro tipo de nutrientes o como fertilizante "puro y duro" teniendo en cuenta que, tras nitrógeno, fósforo y potasio, es el cuatro nutriente básico en el desarrollo de cualquier cultivo, siempre teniendo en cuenta que se debe aplicar en "preemergencia... y que se trata de una actividad complementaria, por lo que echar azufre no significa que haya que tirar menos abono", afirmaron los citados técnicos.

La aplicación del azufre como fertilizante sería de entre 50 y 300 kilos por hectárea

"En el caso de plantearse la aplicación del azufre para una mejora general del suelo, aseguró Manuel Calvo de ITAGRA, estamos hablando de la aplicación de unos 3.000/5.000 kilos de azufre por hectárea para ver su evolución en un plazo medio - largo de cinco años, aunque serían necesarias dosis de recuerdo en las campañas posteriores, siempre en cuantías inferiores. Mientras que si se busca la aplicación de este azufre prill como fertilizante, puro y duro, estaríamos hablando de cantidad mucho menores que rondarían entre los 50 y los 300 kilos".

Ambos técnicosseñalaron la importancia de realizar análisis de suelo para "conocer a la perfección lo que nuestra parcela necesita. Es difícil de explicar que no nos importe gastar miles de euros en abonos y luego nos cueste invertir 30-50 euros en un análisis de tierra que nos optimice las aplicaciones que realizamos al suelo"

En cuanto a los beneficios que la aplicación de azufre supone en estos cultivos extensivos, destacaron, por lo que al suelo se refiere, destacaron que acidifica y ralentiza la nitrificación (la liberación progresiva de nitrógeno), reduce el ph del suelo lo que es especialmente interesante en los calizos y salinos, moviliza la actividad de potasio y fósforo, solubiliza los distintos microelementos y tiene una acción fungicida, aquí se está estudiando la ralentización del desarrollo de la roya en el trigo. Si estas son las mejores que ofrece al suelo, en cuanto a la planta, Aguirre y Calvo destacaron como favorece el ahijado y la formación de espigas en el caso de los cereales; en el caso de la colza la producción de semillas de alta calidad y favorece la fructificación mientras que con carácter general forma parte de los aminoácidos esenciales por lo que estimula la formación de proteínas, vitaminas y enzimas

"En evidente que el tema del precio es una variable fundamental para que el agricultor y, aunque es complicado señalar ese dato, "dadas las oscilaciones que vive el mercado", pero se podría situar entre los 100 y los 150 euros. " afirmaron distintos responsables comerciales de REPSOL.

Jose Luis García, del Grupo Delso, señaló la importancia del aporta del azufre en el abonado, buscando los mejores rendimientos, para lo que es básico hacer un análisis de tierra que nos permita conocer las dosis adecuadas en cada momento y para cada parcela.

Precisamente, sobre los análisis de tierra y su importancia, incidió en su intervención Trinidad Peña, responsable del laboratorio de INEA, este "proceso nos ofrece una información fundamental para lograr el equilibrio entre los nutrientes de la parcela, lo que nos permitirá trabajar en la dirección correcta, mejorando la rentabilidad y productividad de nuestra explotación", aunque "nosotros siempre aconsejampos en uso de fertlizantes NPK en el que el azufre este presente, pues es un elemento fundamental para los cultivos"

José Miñarro de Neumáticos Alliance expuso la importancia que tiene el uso de un buen neumático, "siempre adecuado a nuestra forma de trabajo", para mejorar el rendimiento de la labor con el tractor, sobre todo teniendo en cuenta que cada vez se trabaja con máquinas de mayor peso y esto afecta a la tierra de labor". "Desde nuestra empresa aconsejamos a los agricultores ajustar la presión de las ruedas cada día, en virtud de la labor que se vaya a realizar así como el no echar agua dentro de los neumáticos, práctica errónea que casi desde tiempo inmemoriable se viene empleando pero que sólo tenía cierto sentido hace 30 años con tractores mucho más pequeños que los actuales.

La jornada finalizó con la intervención de Paco Sanz, gerente de maquinaria SANZ y Gustavo García, gerente de Talleres Argasa New Holland. 

 

Sección: