Agronews Castilla y León

La Federación Avícola Catalana (FAC) celebró, recientemente, su Asamblea General en la Casa Llotja de Mar en Barcelona. Ha sido el primer encuentro de los productores avícolas catalanes desde junio del 2019 y desde el inicio de la pandemia de Covid-19, y ha permitido a la entidad hacer balance de los dos últimos ejercicios, evaluar la situación actual del sector avícola y trazar las líneas de trabajo para el futuro.

El presidente de la Federación, Joan Anton Rafecas, ha querido destacar la capacidad que han demostrado tener las empresas catalanas productoras de aves y de huevos para continuar abasteciendo a los mercados de sus productos incluso en las condiciones más adversas, manteniendo en todo momento los estándares de calidad, bioseguridad, bienestar animal y sostenibilidad. En palabras de Rafecas, "el sector avícola es, gracias a su modernización, profesionalización y capacidad de organización, un sector con una gran adaptabilidad que a pesar de que no ha contado con ayudas de la administración adecuadas a su idiosincrasia, hasta ahora ha sido capaz de reducir el impacto que la pandemia ha tenido sobre su actividad y de continuar poniendo en todo momento al alcance de los consumidores, junto con el resto de sectores que intervienen en la cadena de producción y distribución, unos alimentos seguros, sanos y nutritivos como son los productos avícolas."

En cuanto a la evolución del sector avícola durante el 2021, ésta ha continuado estando condicionada por la incertidumbre en los mercados, donde no se ha producido la recuperación de la demanda que se esperaba raíz de la posible reactivación de la actividad turística en verano. Por otra parte, el sector está sufriendo el fuerte incremento en los precios de los piensos, que a finales de julio se habían encarecido un 26,6% en el caso de los de ponedoras y un 21,86% en los de pollos, respecto al mismo periodo de 2020. Este incremento incide directamente en el aumento de los costes de las empresas, que han visto reducirse progresivamente sus márgenes hasta entrar en pérdidas en los últimos meses.

A pesar de sus fortalezas, el sector avícola afronta una etapa llena de retos en los ámbitos social, económico y ambiental, así como de cambios muy relevantes en las políticas públicas y en las normativas que se aplican en el sector. Es por ello que, según explicó Rafecas, la FAC trabaja intensamente para establecer ámbitos de interlocución y colaboración con las administraciones, con el fin de dar a conocer la realidad del sector avícola y sus particularidades, y para que su importancia social, territorial y económica se tenga en cuenta y se vea reflejada adecuadamente en las políticas públicas. Hay que tener en cuenta que el sector avícola representa el 12,33% de la Producción Final Agraria en Cataluña y que está formado por un gran número de empresas, entre productoras e integradoras, muy diversas en cuanto a su tipología, origen y dimensión.

En Cataluña, donde la FAC representa los productores avícolas ante la administración autonómica, el sector ve con preocupación la reciente reordenación de los departamentos de la Generalitat de Catalunya, que ha dado lugar a la integración del antiguo del Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación en el Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural, de nueva creación. En vista de que la actividad agrícola y ganadera ha perdido peso específico en el nuevo organigrama, la FAC espera que este hecho no se traduzca en una pérdida de relevancia del sector primario en las políticas del Govern. Por otra parte, el sector avícola ha reclamado en los últimos años una mejora en el sistema de interlocución formal con la administración catalana, ya que considera que el modelo actual, donde la relación se articula a través de mesas sectoriales, es insuficiente y no se corresponde ni con la realidad del sector ganadero ni con la relevancia del sector avícola.

La incorporación de la FAC a Avianza, la Asociación Interprofesional Española de Carne Avícola, en enero de 2021, supone un importante valor añadido en el servicio de la FAC a las empresas asociadas del subsector de carne de ave, ya que permite afianzar el peso del sector catalán como gran productor y obtener un mejor posicionamiento de la industria avícola catalana en el mercado español, así como participar de las acciones conjuntas con el resto de productores del Estado, tanto las destinadas a la promoción de la carne de ave como las de fomento a la exportación. Asimismo, a través de Avianza el sector avícola catalán gana una importante vía de interlocución con las administraciones española y europea.

Con motivo de esta reciente incorporación, el acto contó con la presencia de Jordi Montfort, secretario general de Avianza, que expuso las principales líneas de trabajo de la interprofesional a los asociados de la FAC. Montfort destacó especialmente los esfuerzos que se están dedicando a la internacionalización de las empresas españolas. Para ello, en 2021 desde Avianza se han puesto en marcha varios programas e iniciativas en colaboración con ICEX, con el grupo de trabajo de internacionalización de FIAB, o, próximamente, con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, con el objetivo de dar a conocer los productos avícolas (pollo, pavo, codornices y otras especies) en mercados internacionales, con foco en Oriente Medio (Emiratos Árabes Unidos), Asia (Filipinas, China o Japón) y Latinoamérica (México).

En palabras de Montfort, "estos programas ponen el foco tanto en la variedad de las especies productivas de nuestro país, como en la cultura gastronómica y nuestro papel como potencia en chefs de referencia en todo el mundo. Las acciones de promoción que estamos llevando a cabo en los diferentes mercados locales irán destinadas a dar a conocer la calidad de producto y de servicio de las empresas avícolas españolas, tanto en las redes de distribución como en el canal HORECA, así como en las escuelas de gastronomía nacionales."

Sección: