Es posible que estemos viviendo la peor crisis contemporánea que se recuerda. Mirar a 2008 casi da la risa con los ojos de un 2022 aquejado por el impacto de una pandemia mundial y una guerra en pleno siglo XXI, que parece mentira.

La realidad es que el aleteo de la mariposa tiene consecuencias devastadoras y para el campo, que veníamos arrastrando ya problemas, ha sido así. Con unos costes de producción altísimos y una cadena alimentaria sin funcionar se antoja casi misión imposible poder seguir adelante.

Si el aleteo de la mariposa no se puede frenar, sí que se pueden solucionar otros problemas que permitirían poder seguir viviendo con dignidad del campo y su actividad. Uno de ellos sería la ley de la cadena alimentaria que, a pesar de las (falsas) promesas de mejora, sigue siendo papel mojado y sigue sin corregir los desequilibrios, ni los abusos sobre agricultores y ganaderos.

Ya lo hemos dicho varias veces, es falta de voluntad política aderezada con una desidia enorme que nos gobierna. ¡Y, ay, si solo fuera desidia…! Este Gobierno que presumía de ser el más democrático de la historia está barriendo la democracia debajo de la alfombra, no sea que afee el jactancioso relato de su gestión.

Sí, señores y señoras. Se les ha visto el plumero y ha sido testigo toda España con la historia del paro del transporte que ha puesto todo patas arriba durante más de 15 días. ¿Y por qué? Porque la Ministra Sánchez no se dignaba a reunirse con la Plataforma convocante, diciendo que no les reconocía. ¿No les reconoce pero están paralizando todo un país? Curioso, cuando menos. ¿Cómo se mide el reconocimiento? ¿Cómo se explica esto al ciudadano de a pie?

Nosotros lo tenemos claro. El reconocimiento no lo debe otorgar graciosamente la Ministra, Ministro o Ministre de turno, como si se acudiera a un besamanos. Son los ciudadanos quienes han de investir a quien les representa. En el caso del sector agrario, con una Ley publicada hace 8 años y sin cumplir, lo que hay que hacer es poner de una vez las urnas. Si no se ha hecho es porque que el Gobierno está cómodo como está y no quiere líos, no quiere nuevos actores no vaya a ser que le pongan peros al dichoso relato.

Así es en el campo y, suponemos, también en el transporte. Unión de Uniones lleva casi 14 años trabajando por defender los derechos de los agricultores y ganaderos, y algunas de sus asociaciones miembro, casi 40. Estamos presentes en el sector, contamos con Uniones históricas en sus territorios y somos la segunda organización más votada en las Comunidades Autónomas donde ha habido elecciones. Si no estamos en la misma mesa con las otras organizaciones agrarias es por la voluntad deliberada de quién ocupa el sillón de Atocha, que no ha mostrado ninguna propensión a clarificar la representatividad agraria… o lo mismo es que no le dejan, lo que ya sería bochornoso. 

Lo cierto es que los únicos que pedimos democracia y elecciones somos Unión de Uniones… los demás lo que ponen son excusas que hacen aguas por todas partes y que sólo esconden una verdad: que el Ministerio, ASAJA, UPA y COAG se sienten cómodos en su corralito y no expresan ningún interés en que cambie.

El problema es que, la decisión de si esto tiene que cambiar, de si los agricultores o ganaderos se sienten o no representados y de si estarían mejor o peor defendidos con Unión de Uniones en la interlocución institucional, no debe estar en sus manos, sino en la de los propios agricultores y ganaderos. ¿Tienen miedo a las urnas? Lo sospechamos. Porque cuando una organización agraria toma partido, mira hacia otro lado cuando hay problemas o defiende cosas distintas de las que realmente preocupan al sector, se acaba cogiéndole recelo a la democracia.

Eso sí, para que quede claro a todo el mundo… Unión de Uniones es hoy una realidad incontestable en el campo. Podrán seguir cerrando los ojos ante esa realidad, pero eso no nos va hacer desaparecer y seguiremos aquí, trabajando para defender a los profesionales del sector, mientras sigan dándonos su respaldo y su confianza. De momento, ya hemos visto pasar a Elena Espinosa, Rosa Aguilar, Miguel Arias Cañete e Isabel García Tejerina.   

Jose Manuel de las Heras Cabañas

Coordinador Estatal de Unión de Uniones

Sección: