José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

Ha sido la noticia agraria de los últimos días en Francia y, muy probablemente, en España y el conjunto de Europa el acuerdo suscrito en Francia, propulsado por el propio Ministerio de Agricultura, para asegurar un precio medio a los ganaderos de vacuno de leche en diciembre de 0,34 euros por litro.

Miguel Blanco, secretario general de COAG, no podía desaprovechar la oportunidad de contar con la presencia de Isabel García Tejerina en la presentación de "La Guía sobre el funcionamiento de la Ley de la Cadena Alimentaria" de simplemente hacer la pregunta clave " Si allí se puede, ¿Por qué aquí no?", interrogante que quedó en el aire...

El máximo responsable de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos destacó en su disertación la importancia de la citada Ley, mostrado el rechazo que su organización tiene a lo que dio en llamar los "mercados desregulados" por entender que, al final, se convierten en los "más especulativos" y donde la "industria, la gran distribución... tiene más facilidad para tomar una posición de dominio", de ahí las críticas a esa nueva PAC que cada vez está siendo menos común.

"Es evidente que la ley apenas lleva funcionando un año y medio, que necesita seguir trabajando especialmente en tres sectores como son la fruta, el viñedo y el lácteo, destacando en el caso del segundo que desde COAG se reclama que el conjunto de la uva sea considerada como un producto fresco y se pague a los tres meses, no teniendo que esperar a calificaciones que siempre resultan complejas".

En cuanto al sector lácteo, el zamorano Miguel Blanco, señaló que la Agencia de Información y Control Alimentarios, el AICA, tiene que actuar con firmeza, sancionando a las industrias que "impongan precios bajos a los ganaderos", preocupándose del destino de la leche que se compra a bajo precio con la excusa de que va a deshidratarse para convertirla en producto en polvo se convierta finalmente en eso, así como de las decisiones unilaterales que "algunos toman" para cambiar los estándares de calidad a su antojo.

Para volver a Francia, en lo que dio en llamar el "paradigma francés" destacando la opinión del ministro de economía de ese país cuando preguntado sobre si esas medidas no podía chocar con las Leyes de la Libre Competencia aseguraba que "el peor dumping es que el se hace a los agricultores y ganaderos comprándoles sus productos por debajo de los costes de producción".

Por su parte García Tejerina que no entró a valorar los acuerdos alcanzados en Francia destacó lo novedoso de la Ley de la Cadena Alimenatria Española, "un modelo para el resto de Europa" y el trabajo del AICA que ya ha realizado más de 2.500 investigaciones a 615 empresas, abriendo 123 expedientes y 23 procesos sancionadores