Agronews Castilla y León

Es indudable que cada vez más la visión de la agricultura y la ganadería se tiene que realizar desde el punto de vista de la cadena alimentaria, por lo que resulta muy interesante conocer las opiniones y valoraciones de la distribución sobre distintos temas de actualidad e interés.

Con ese objetivo, AGRONEWS entrevista a  Felipe Medina, responsable de Cadena Alimentaria de ASEDAS, la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados.

 

Agronews. ¿Cómo se valora desde ASEDAS del acuerdo de sostenibilidad lácteo?

Felipe Medina. ASEDAS. Estamos satisfechos con el cumplimiento de los compromisos adquiridos por la distribución en el acuerdo lácteo. Hasta la fecha se ha avanzado mucho en la identificación del origen de la leche, en las modalidades de contratación y se han solucionado un buen número de casos de supuesta banalización utilizando el protocolo que acordamos para ello. Este  protocolo está siendo de gran utilidad para que los firmantes del acuerdo puedan analizar las ofertas y distinguir los casos que puedan inducir a errores al consumidor o perjudicar la imagen de la leche, que son muy limitados. Se trata, en definitiva, de que todos trabajemos conjuntamente para mejorar la imagen de la leche y la sostenibilidad de la cadena de valor.  

 

A. En los últimos años se han puesto en marcha distintas  iniciativas de la distribución de compras de proximidad a agricultores y ganaderos.

F.M. Ninguna empresa de distribución de ASEDAS piensa que el modelo de abastecimiento en el futuro (y en el presente) pase por suministrarse de productos que vengan de la otra esquina del mundo. Todas buscan la proximidad tanto en el suministro de productos de alimentación, como en el acceso de los clientes. Las empresas de supermercados que conforman ASEDAS y que hoy lideran la distribución alimentaria en España con más del 67% de la superficie de venta total en alimentación, trabajan en formatos de tienda de medio tamaño (entre 400 y 2.500 m2) que sirven a los consumidores en proximidad y de forma muy eficiente. Por tanto, se trata de una oportunidad que el sector productor no debe dejar pasar. Además, esa estructura de distribución alimentaria tan peculiar en España permite que los consumidores tengan una gran variedad de empresas, tiendas y servicio a pocos metros de sus casas, con plenas garantías de seguridad alimentaria, calidad y a precios muy competitivos.

 

A. Desde ASEDAS que propuestas se hacen para la mejora en la relación agricultores/ganaderos/industria/distribución

F.M. Todas nuestras empresas necesitan que exista un sector productor fuerte y, sobre todo, en que seamos capaces de construir verdaderas cadenas de valor compartido que se centren en dar respuesta a las demandas del consumidor. Debemos pasar de consumir lo que se produce a producir lo que se consume. Es un cambio de paradigma para el que es necesario avanzar por la vía de las relaciones comerciales estables y el desarrollo de proyectos de colaboración a medio y largo plazo. Hay muchos ejemplos de ello en España, no hace falta irse lejos para inspirarse.

 

A. Todas las Administraciones parece que se inclinan por impulsar las organizaciones de productores. ¿Es esa una buena herramienta?

F.M. A la distribución le interesa un sector productor fuerte y estructurado que garantice un suministro de producto en óptimas condiciones de calidad y seguridad alimentaria. Somos conscientes de que avanzar en ese ámbito es complejo, pero también pensamos que podemos ayudar en todo ese proceso actuando como palanca de cambio para desarrollar cadenas de valor donde todos los eslabones estén en condiciones altas de eficiencia y competitividad. Superado el debate sobre las prácticas comerciales abusivas, deberíamos comenzar a trabajar por construir verdaderos modelos de negocio orientados al cliente, desde la producción, hasta la distribución.

 

A. ¿Qué le pide la distribución a la nueva PAC?

F.M. A la nueva PAC le pedimos que apueste por mejorar las estructuras de producción y comercialización en origen para que todas las cadenas de valor sean cada vez más competitivas y, sobre todo, más capaces de responder a las demandas de los consumidores de forma rápida y eficiente. Estamos convencidos de que el sector agroalimentario, segundo que más riqueza aporta a la economía española cada año, tras el turismo, es capaz de contribuir de forma rotunda al crecimiento económico del país y al bienestar social de sus ciudadanos. El potencial es muy grande, pero debemos trabajar por aprovecharlo cada día mejor.

 

A.¿Cómo valora ASEDAS la labor del AICA?

El trabajo de la Agencia es complejo, porque aplicar una regulación nueva, en un sector tan diverso y heterogéneo no es fácil. No estamos de acuerdo, por ejemplo, con que se someta a una presión y un control excesivo a las empresas solo porque exista un problema de mercado externo, como ocurrió con el veto ruso o de precios en origen, en productos con problemas estructurales ajenos a las relaciones comerciales. Tampoco compartimos que se ponga el foco de la actividad inspectora en aquellos productos de precios más bajos, porque puede interpretarse que ello perjudica al consumidor. Lo que sí nos parece esencial es que las obligaciones de la Ley de la cadena -que existan contratos estables y las relaciones se sometan a los mismos- se exijan a todos con el máximo rigor.  La Ley debe ser igual para todos y las empresas  tienen la obligación de basar su estrategia en modelos de negocio diferentes para poder competir.