Las redes sociales, además, de una gran fuente de información, noticias... suelen ser campo abonado para todo tipo de debates. En esta ocasión Agronews Castilla y León recoge un post de Tomás García Azcárate, (http://tomasgarciaazcarate.com/doctor en economía agraria y persona sumamente conocida en el sector agrario español, especialmente por su trabajo en Bruselas dentro de la DG-Agri de la Comisaría de Agricultura, en el que analiza una de esas informaciones que se convierten en virales simplemente por la polémica que generan, aunque los datos que ofrecen sean totalmente inciertos. Transcribimos el citado post.

"Regularmente aparecen en las redes sociales noticias como la que se adjunta a estas líneas, que generan grandes olas de actividad en las redes sociales. En esta entrega, se aborda el tema desde el ámbito de las cifras y las realidades del mercado. Artículo completo: https://boicotmercadona.wordpress.com/2012/09/03/naranjas-de-argentina/

En un momento dado, realicé el comentario siguiente :

La respuesta no se hizo esperar:

Los hechos son los que son

El señor Rodrigo Alonso prefiere argumentos de más peso, y me parece que en esto tiene razón. A ver si lo que viene a continuación le conviene más.

Esta es una de las ocasiones en los que los datos objetivos aportan luz al debate. Por supuesto que está el desmentido de Mercadona, que he recogido de la web de la Organización de Consumidores y usuarios (http://www.ocu.org/consumo-familia/alimentos/noticias/mercadona-desmient...). Por supuesto que está el desmentido de Sovena (http://www.huffingtonpost.es/2015/02/14/aceite-mercadona_n_6682994.html?) y el análisis del organismo noruego independiente Det Norske Veritas (DNV-GL) que ha certificado que todo el aceite de oliva de la marca Hacendado es de origen nacional, tal y como refleja su etiquetado. Pero ya se sabe que todo esto puede estar influenciado por intereses “espurios”.

Los datos en cambio son esto, solo datos. Vamos a utilizar los del Consejo Oleícola Internacional  disponibles en su página web ((http://www.internationaloliveoil.org/estaticos/view/134-approved-balances). Nos basaremos en los datos de la campaña 2013/14, que se pueden dar como prácticamente definitivos, aunque haremos referencias a la presente campaña.

En la campaña 2013/14, Europa produjo 2.5 Millones de toneladas que representan las ¾ partes de la producción mundial; importó 92.000 toneladas y exportó 621.000. En esta campaña, debido a la corta cosecha española (1.8 millones de toneladas en 2013/14; algo menos de la mitad en 2014/14) e italiana, las importaciones deberían situarse un poco por encima de las 100.000 toneladas y las exportaciones un poco por debajo de las 550.000.

España produce por lo tanto más que todos los demás Estados miembros juntos, llegando en sus mejores años a las 3/4 partes de la producción europea y la mitad de la mundial. ¿Tiene algún sentido que el principal distribuidor del principal país productor mundial importe masivamente  aceite?

Además, Marruecos exporta (siempre según las cifras del máximo organismo internacional) en total unas 10.000 toneladas, cifras redondas. ¡Aunque Mercadona fuera el único comprador de todo el aceite marroquí, no tiene con esto ni para empezar!

 

Unas pocas cosas más

Por esto afirmé en mi comentario de Facebook que los autores de este texto son  “unos ignorantes del mercado del aceite”, afirmación reforzada por la equivalencia hecha entre “aceite importado” y “reducción de la calidad”. En Marruecos, como en España, hay aceites muy buenos y algunos que lo son un poco menos, pero se puede decir que, en general, se exporta lo mejor de cada casa. El mercado a la exportación es más remunerador que el mercado interno marroquí por lo que la calidad media de lo que exporta Marruecos es mejor que la calidad media de lo que produce.

Lo de imaginar que se puede importar aceite de Marruecos, envasarlo en Portugal y venderlo a precios muy competitivos en España, demuestra además un desconocimiento del mundo de la logística. Además de que Sovena tiene unas magníficas instalaciones envasadoras en Andalucía, el mover líquidos embotellados de un país a otro es mucho más caro que el transporte en cisterna y embotellado en destino. Para una empresa como Mercadona, campeona de la lucha contra los costes inútiles y en un mercado deteriorado en el que el aceite de oliva es un producto reclamo, estos sobrecostes son simplemente inimaginables.

 

No todo vale

¡Que en Europa en general, y en España en particular, haya un problema de desequilibrio de poder en la cadena alimentaria, me parece un hecho innegable sobre el cual hay mucho escrito y ciertos deberes hechos, como ya he desarrollado en otros posts! ¡Que quede todavía cosas por hacer, me parece también correcto!

No se avanza hacia, primero, una cadena alimentaria creadora de valor y, luego, una distribución equilibrada de dicho valor entre los distintos actores de la cadena, con afirmaciones sin fundamento y con menos sentido.  Para muestra bien vale un botón.

Entrada publicada en http://tomasgarciaazcarate.com/

Tomás García Azcárate, 

 Ingeniero agrónomo y doctor en economía agraria. En Bruselas, y sólo por recordar alguna de las partes de su amplio curriculum,  desde el 2010 fue consejero encargado de la coordinación de los análisis económicos a corto plazo de los mercados agrarios mientras que entre 2005y 2009, formó parte de la unidad aceite de oliva y horticultura, actuando como Jefe de División Preparación y negociación de la reforma de las OCM plátanos y frutas y hortalizas, realizando s eguimiento del Consejo Oleícola Internacional. Gestión de los mercados.  

 

Sección: