Agronews Castilla y León

 

  • Los profesionales de la carnicería-charcutería de España reclaman, a través de Cedecarne, la Organización que los representa, que se estudie la situación de sus empresas (en su mayoría pymes y autónomos) para buscar soluciones, ya que estas, por sus características particulares, han sido de las más afectadas del sector comercio, tras los cambios aplicados el pasado mes de mayo en la factura de la luz

  • El 44’8% de los profesionales del comercio especializado de carne asegura haber visto incrementado el gasto en su factura de la luz entre un 10 y un 30%, mientras que un 37’3% de estos tendría ahora un gasto de entre un 30 y 50% más que en los meses anteriores. Un porcentaje menor, del 17’9%, dice haber sobrepaso el 50% de subida

La Confederación Española de Detallistas de la Carne (Cedecarne) ha realizado una encuesta digital a sus asociados, para conocer cómo han afectado a sus empresas los cambios en la factura de la luz; desprendiéndose de ella datos tan impactantes como que, en estos primeros tres meses, hasta el 94% de las carnicerías y charcuterías españolas ha sufrido un incremento considerable, que afecta particularmente a su sector, ya que estos comercios necesitan disponer de muchas instalaciones y maquinaria que requieren consumo energético, y que en algunos casos necesitan estar activadas de forma constante, mientras que en otros casos su uso se concentra en horario comercial, siendo la franja de 8 a 12 h. la de mayor consumo, para el 66’7% de los encuestados.

Al gasto de luz habitual que ya tiene cualquier comercio, las carnicerías y charcuterías suman, para su correcto funcionamiento, el gasto de cámaras frigoríficas, mostradores de frío, cortadoras, envasadoras, picadoras y hornos de cocinado, entre otros. Esto justifica que el 44’8% de los encuestados haya visto incrementada su factura de la luz entre un 10 y un 30%; así como la subida de entre el 30 y el 50% que aseguran el 37’3% de los carniceros-charcuteros. Incluso, un 17’9% de los profesionales dicen haber superado el 50% de incremento en sus últimas facturas.

Desde Cedecarne, preocupados por estas cifras, solicitan que se tomen medidas para solucionar la situación particular de este sector, formado por 25000 empresas, en su mayoría pymes y autónomos, pues aseguran que, además, muchas de estas carnicerías-charcuterías llevan años acometiendo, con un gran esfuerzo económico, un sinfín de medidas para mejorar su eficiencia energética y para ser cada día más sostenibles. Sin embargo, se sienten desamparados ante este último incremento de la factura de la luz y algunos de sus profesionales tienen miedo de no poder hacer frente a más gastos, teniendo incluso que cerrar sus negocios, los cuales emplean a más de 58000 profesionales en toda España