Agronews Castilla y León

La Unión Europea es líder mundial en la elaboración de vino con una producción media de 167 millones de hectolitros al año. Este rendimiento manufacturero, sin embargo, trae consigo también la generación de subproductos que pueden impactar de forma negativa tanto en el medio ambiente como en los costes de la industria vitivinícola.

En el caso de la producción de vino, uno de los subproductos más habituales es el raspón o el tallo de la uva, que representa entre el 1,4% y el 7% de la materia prima inicial. Unos porcentajes de residuos que hacen necesario el desarrollo de soluciones innovadoras y sostenibles que ayuden a reutilizar este subproducto con un enfoque de economía circular.

Convertir el raspón de uva generado en las bodegas en alimento para el ganado vacuno y ovino lechero, así como contrastar su viabilidad técnico-económica, es el objetivo de la iniciativa internacional NEWFEED, en la que participamos desde NEIKER, junto a socios de cuatro países diferentes como AZTI, la Unión Agroganadera de Álava (UAGA), RIERA NADEU, la Confederación Española de Fabricantes de Alimentos Compuestos para Animales (CESFAC).

“Actualmente, el raspón de uva, en el mejor de los casos, se reutiliza mediante compostaje. Sin embargo este residuo podría ser reutilizado también como ingrediente en los piensos de rumiantes, gracias a su elevado contenido en polifenoles cuyo uso, formulado en dosis adecuadas, puede resultar en una mejora en la eficiencia productiva de estos animales”, explica Aser García, investigador del departamento de Producción Animal de NEIKER.

Incrementar su digestibilidad

Sin embargo, la formulación del raspón de uva como alimento cuenta con una limitación: su reducida digestibilidad. Por lo tanto, para poder utilizar este tipo de subproductos en grandes proporciones en la alimentación de rumiantes, el raspón de uva necesita ser procesado de alguna manera para mejorar su digestibilidad.

En este sentido, en el marco del proyecto NEWFEED, desde NEIKER trabajaremos en la optimización del proceso de hidrólisis enzimática, que es una reacción química catalizada por una enzima que utiliza el agua para romper una molécula en dos o más fracciones, para mejorar la digestibilidad del raspón de uva.

“Durante el proyecto, nos encargaremos de establecer también los niveles óptimos a utilizar en la dieta de rumiantes y evaluaremos el efecto del raspón de la uva sobre diferentes parámetros como el rendimiento productivo, la calidad de la leche y las emisiones de metano de origen entérico”, añade el experto en Producción Animal de NEIKER.

NEWFEED, que forma parte del programa PRIMA y cuenta con el apoyo y la financiación del programa Horizonte 2020 de la Unión Europea, pretende ayudar a desarrollar un sistema agrícola, ganadero y alimentario sostenible y eficiente, contribuyendo así a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. La iniciativa, que se puso en marcha el pasado 1 de julio, tendrá una duración total de 48 meses.

Además, las soluciones propuestas están en consonancia con las estrategias y políticas nacionales y regionales basadas en esquemas de economía circular, y se llevarán a cabo en colaboración con las principales partes interesadas siempre desde un enfoque multiactor.

Tags: 

Sección: