María José Salvador - Corresponsal en Zamora - Agronews CyL

El grupo Ecologistas en Acción Zamora ha criticado y ha mostrado su rechazo por las “malas prácticas” que han realizado en la tala de chopos llevadas a cabo por el ayuntamiento toresano.

En este sentido, han recordado que recientemente, el consistorio de Toro ha encargado varias intervenciones en los chopos del paseo de Tagarabuena, en Toro. Desde este grupo ecologista y el grupo “Fridays for future Toro” queremos “mostrar públicamente nuestro rechazo a este tipo de prácticas que se han demostrado perjudiciales para estos árboles y que, además, indican un escaso criterio en lo referente a las técnicas de arboricultura empleadas”, han señalado estos colectivos.

Según han argumentado desde ambos grupos, por un lado, la intervención realizada en la mayoría de los chopos de ese paseo se ha caracterizado “por la realización de cortes desproporcionados y de enorme magnitud que, en ocasiones, han generado desgarros de la corteza; otros ejemplares han sido desmochados, una práctica normalmente desaconsejada en arboricultura”.

Así las cosas, Ecologistas en Acción Zamora dice que “para los chopos, los cortes de ramas con más de 20 centímetros de diámetro suelen favorecer las pudriciones, el estrés y el consiguiente ataque de plagas. De hecho, este tipo de intervenciones suele convertir a estos ejemplares en “árboles diana”, potencialmente peligrosos para los humanos, que se pueden fracturar fácilmente al haber modificado su morfología inicial. Así, el desequilibrio generado al eliminar las ramas basales de estos árboles piramidales, supone un cambio en la resistencia frente al viento y los convierte en un tipo de “vela”, una morfología que favorece las fracturas y las caídas”.

En este sentido y de acuerdo a los criterios de la Asociación Española de Arboricultura, el grupo ecologista recuerda que “la eliminación del follaje mediante la poda puede reducir el crecimiento y las reservas de energía almacenadas. Una poda intensa puede afectar negativamente y de forma significativa a la salud del árbol”. Por todo ello, solicitan al ayuntamiento de Toro y a todos aquellos donde se están llevando a cabo este tipo de prácticas, la elección de especies adecuadas para evitar este tipo de intervenciones, proteger al arbolado grande y realizar únicamente intervenciones mínimas, como las podas de corrección. También se solicita a esta institución la creación de “un Consejo de Arbolado, como ya se está haciendo en algunos lugares de nuestro país, integrado por jardineros, empresas del sector, concejales de Medio Ambiente, especialistas botánicos, ecologistas… etc, para defender un criterio compatible con la protección del arbolado urbano”.

Sección: 

Provincias: