Agronews Castilla y León

 

  • El 14 de marzo es el Día Internacional de Acción por los Ríos. Ecologistas en Acción se suma a las voces que rechazan la construcción y recrecimiento de nuevos embalses.

  • Este día reivindicativo pretende poner en evidencia los tremendos impactos ambientales y sociales de estas infraestructuras para el beneficio de las compañías constructoras, multinacionales de la energía y empresarios del regadío.

El Día Internacional de Acción por los Ríos fue adoptado por los participantes del primer Encuentro Internacional de Afectados por las Represas, en marzo de 1997 en la ciudad de Curitiba (Brasil). Representantes de 20 países decidieron que este día mundial de acción se llevaría a cabo el 14 de marzo, que es el Día de Acción contra las Represas Grandes en Brasil. Brasil es uno de los países que tiene los mayores embalses, donde más de un millón de personas han sido desplazadas por estas infraestructuras y se han inundado más de 3.400.000 hectáreas de superficie.

En el ámbito internacional, distintas redes en defensa de los ríos y contra las grandes presas denuncian que las únicas beneficiadas son las multinacionales de la construcción y de la energía, así como los propietarios de extensas superficies para el regadío. 

En España la gran mayoría de los ríos están regulados por 1.250 grandes embalses. Es el país de la Unión Europea con más infraestructuras de este tipo y el quinto del mundo. Las grandes infraestructuras hidráulicas han afectado a más del 20 % de los espacios naturales protegidos, y son los responsables de la destrucción de numerosas áreas de gran valor natural (bosques, ríos, etc.), de vegas de cultivo, de paisajes singulares, de restos de gran valor histórico, arqueológico y cultural. La construcción de embalses en España ha supuesto durante el siglo XX la desaparición bajo las aguas de medio millar de pueblos, con la consiguiente expulsión de más 50.000 personas de sus casas, que se vieron obligadas a emigrar. Sus municipios quedaron anegados por las aguas de los grandes embalses.

A pesar de ello, el Ministerio para la Transición Ecológica continúa con la construcción de varios grandes embalses, como el recrecimiento de Yesa (Huesca), Mularroya (Zaragoza) o Alcolea (Huelva), entre otros. Estos tres embalses en concreto van a producir un gran impacto ambiental y carecen prácticamente de utilidad.

Ahora más que nunca se cuestiona la necesidad y los beneficios con que se justifican estas obras. No han conseguido detener la escasez de agua en periodos de sequía. Más bien al contrario, los embalses han servido para alimentar la imparable demanda de agua de un regadío voraz e insostenible, que no para de crecer en España, y que actualmente supera con creces los cuatro millones de hectáreas. 

Por todo ello, Ecologistas en Acción rechaza la construcción de nuevos grandes embalses y su recrecimiento, solicita la inmediata paralización de los que están actualmente en construcción y defiende la gestión del agua para un uso racional y sostenible, que respete el medio ambiente y permita cubrir las necesidades de abastecimiento de una mayoría de la población y no otros fines lucrativos de una minoría empresarial. 

 

Sección: