Agronews Castilla y León

La Asociación de Naturalistas Palentinos (ANPA) y Ecologistas en Acción presentan alegaciones contra la desafectación de la vía pecuaria “Colada de Palencia al Monte El Rey” en el término municipal de Monzón de Campos.

La empresa Monte El Raso S.L.U presentó ante la Junta de Castilla y León una propuesta de desafectación de la vía pecuaria, Colada de Palencia al Monte El Rey, vía que discurre parcialmente por el interior de la finca privada perteneciente a dicha empresa en el término municipal de Monzón de Campos. Desde el Servicio Territorial de Medio Ambiente, más concretamente la Sección Territorial II de gestión forestal, se emitió un pobre informe de apenas tres folios que propone la innecesariedad de la vía y una vez aprobada la desafectación, la posterior enajenación de los terrenos que pasarían de formar parte del patrimonio público a ser un bien totalmente privado.

La Ley de Vías Pecuarias, reconoce la naturaleza demanial de estos bienes por lo que no son susceptibles de prescripción, ni de enajenación, es por ello que la actuación de la Junta de Castilla y León, como titular de la misma, deberá estar orientada hacia la preservación y adecuación de esta red viaria, así como también deberá garantizar el uso público de la misma y no favorecer su privatización.

La justificación y propuesta de desafectación del informe de la Sección Territorial II de gestión forestal supone un retroceso importante en la defensa del dominio público. Las asociaciones alegantes consideran inadmisible que la Administración autorice que un bien de dominio y servicio público pierda esta naturaleza para incorporase al ámbito privado, en beneficio de un particular concreto, en este caso, Monte El Raso S.L.U.

La falta de diligencia por parte del Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León durante 25 años, ya que se trata de una finca totalmente vallada y que no permite el acceso para uso y disfrute público, ha permitido al propietario de dicha finca la comisión de infracciones graves y muy graves tipificadas en la Ley de Vías Pecuarias que han quedado impunes al no haber ejercido la administración autonómica las funciones de vigilancia y policía que le corresponden.

La vía pecuaria objeto del expediente de desafectación, coincide geográficamente con la Zona de Especial Conservación (ZEC) Montes Torozos y Páramos de Torquemada-Astudillo. Precisamente esta vía pecuaria, unida al entramado de la red de vías pecuarias que discurren por el término municipal de Fuentes de Valdepero, sirve de perfecta conectividad entre las dos Zonas de Especial Conservación “Montes Torozos y Páramos de Torquemada-Astudillo” y “Riberas del Río Carrión y afluentes”. En el actual contexto de fragmentación del hábitat, directamente relacionado con la pérdida de la biodiversidad y efecto borde, la conservación de la integridad y continuidad de las propias vías pecuarias es de vital importancia por su función como corredores entre teselas de paisajes.

Por último, los grupos conservacionistas quieren incidir en la gravedad de unos hechos en los que la Junta de Castilla y León pretende “regalar” sin pudor alguno unos terrenos que pertenecen a toda la sociedad a unos particulares para que desarrollen en ellos actividades económicas privadas, con el gravísimo precedente que sentaría esta actuación. De llevarse a cabo, a partir de ese momento cualquier empresa o particular podría solicitar la desafectación de unos terrenos pertenecientes a las vías pecuarias alegando los mismos motivos.

De confirmarse la desafectación de la vía pecuaria las organizaciones naturalistas estudiarán la presentación de un recurso contencioso administrativo así como valorar presentar denuncia por considerar que se trata de un presunto caso de prevaricación manifiesta por parte de funcionarios de la Junta de Castilla y León.