Agronews Castilla y León

Llamar “dragado de mantenimiento” a un dragado que aumenta la profundidad en 20 centímetros, de 7 a 7,20 metros, es un eufemismo, por no decir una contradicción in terminis, aseguran desde la Federación de Regantes Andaluces. Desde Feragua están francamente preocupados por este aumento de calado y su previsible impacto sobre la salinidad.

En caso de que esta se produzca y exista afección sobre el regadío del arroz, que nadie dude de que exigirán la correspondiente indemnización de daños a los responsables de esta actuación, tanto la propia Autoridad Portuaria de Sevilla como la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar.

A fin de recabar toda la información al respecto, desde Feragua han solicitado a ambas instituciones “copia de todas las autorizaciones que, desde el año 2000 hasta la fecha del presente, se hayan otorgado a la Autoridad Portuaria para el dragado del estuario del Guadalquivir, en virtud de la Ley 22/1988, de 28 de julio, de Costas y su normativa de desarrollo”, así como “cualquiera otro contenido o documento en relación al dragado del río Guadalquivir, que contenga información relativa a la ubicación o ubicaciones en las que se autorizan los dragados, el plazo de las autorizaciones, el volumen a dragar y la profundidad máxima permitida, así como los medios y garantías para el control efectivo de las condiciones de las autorizaciones”.

Sección: