Agronews Castilla y León

Es evidente que los electrodomésticos, en general, en general han dado un paso de gigante en los últimos años muy importantes pues a la practicidad que ese les supone se han ha tenido que unir un diseño que, casi, les ha convertido en un objeto más de decoración como muestran muchas de las opiniones que sobre ellos podemos encontrar en un breve repaso por cualquier publicación del sector o visitando las distintas páginas web que, en la actualidad, tratan sobre este tipo de herramientas.

AEG BPS331120M

Esto es lo que pasa con el AEG BPS331120M, un aparato que conjuga, a partes iguales la elegancia y la resistencia, pudiendo llegar a convertirse en el gran protagonista de nuestra cocina para lo que cuenta con determinados elementos que contribuyen a su elegancia como la pantalla LCD o una puerta con capas de cristal a los que suma otros que facilitan que en todo momento se mantenga limpio como su superficie antihuellas.

Como horno, subrayar que tienen una capacidad más que interesante que alcana los 71 litros, cuenta con 35,7 cm de alto por 48 de ancho y 41,6 cm de profundidad, a los que se accede a través de unos rieles telescópicos. Cuenta con una bandeja que permite recoger, con enorme facilidad, los restos que se han podido caer del proceso de horneado y que nos permite poder realizar pasteles y lasañas con total facilidad.

De la parte exterior destaca la pantalla LCD que nos permite la regulación completa del horno en lo que a tiempos y temperaturas se refiere, con una interface de sencillo manejo en la que son claves tanto los tres botones fijos con los que cuenta como los dos giratorios que existen en este modelo

SurroundCook

El gran ventilador SurroundCook es uno de las grandes estrellas dentro de las piezas que aporta este horno ya que va ser el encargado de repartir de forma homogénea todo el calor generado con lo que se optimiza el mismo y se agilizan los tiempos de cocción, llegando incluso a reducirse un 20% en determinadas recetas, logrando, además, eliminar la necesidad de que tengamos que mover nuestra bizcocho, nuestro pollo asado… de su posición inicial para alcanzar una elaboración homogénea del mismo.

Para finalizar, destacar que la limpieza pirolítica con la que cuenta nos va a permitir la eliminación de restos de grasa del interior del horno para lo que, simplemente, realiza una subida de temperatura, puede llegar a alcanzar los 3.500 W llegando a los 300 grados centígrados, que convierte en cenizas esos restos, por lo que, una vez que haya bajado su temperatura será sencillo, con un simple trapo húmedo llevar a cabo la limpieza del mismo.

Subrayar que se trata de un horno con una clasificación de eficiencia energética de tipo A+, con lo que nos aseguramos un ahorro del 58%, cifra que, en la actualidad, no son muchos los hornos que la alcanzan con lo que su rentabilidad se va a disparar.

Sección: