Agronews Castilla y León

Disavasa ha decidido regularizar a partir del 1 de enero de 2019 a las cerca de doscientas personas que trabajan para ella como mano de obra barata y con flexibilidad absoluta. Tienen pendientes actas de liquidación de cuotas en el Régimen General de la Seguridad Social que se sitúan en cerca de los siete millones y medio de euros .

El grupo cárnico cumple de esta manera el requerimiento de la Inspección de Trabajo, que hace meses, y después de una denuncia de CCOO, consideró a Servicarne una falsa cooperativa de trabajo asociado. Exigió que todas las personas que estaban asociadas a ella pasaran a formar parte de las empresas cárnicas bajo el paraguas del Régimen General de la Seguridad Social. No obstante, aún quedan algunos grupos, como Vall Companys y Embutidos Martínez, que se niegan a hacerlo, mientras que otras compañías del sector como Coren, Prolongo-Faccsa y Alegría Riojana aceptaron acabar con el fraude.

CCOO de Industria valora positivamente la decisión del grupo de incorporar a su plantilla a los falsos autónomos. Pero como Disavasa ha tomado la decisión de manera opaca y unilateral, y como lo ha hecho a regañadientes por la fuerte presión que ha recibido, el sindicato estará muy alerta sobre cómo se va a producir el proceso de laboralización. Vigilará que la contratación de las cerca de doscientas personas se lleve a cabo correctamente. Se les debe aplicar el Convenio Colectivo de Mataderos de Aves y Conejos y no otro como pretende la empresa. También ha de reconocer la antigüedad real y la categoría profesional, según las funciones propias del puesto de trabajo, y la duración indefinida de los contratos.

Si finalmente la regularización no se produce correctamente, CCOO realizará las denuncias y demandas correspondientes. El sindicato consiguió ayer la confianza de la plantilla al hacerse con todos los representantes del comité de empresa.