Agronews Castilla y León

 

  • El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha publicado un documento para que las actividades zootécnicas puedan seguir desarrollándose sin riesgo de transmisión del COVID-19

La aplicación del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el Estado de Alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, ha supuesto que las actividades zootécnicas de los Programas de Cría oficialmente aprobados y los controles de rendimientos, en el marco del Real Decreto 45/2019, de 8 de febrero, el Real Decreto 368/2005 y resto de normativa zootécnica, se vean paralizadas o minimizadas.

Puede acceder al documento con las directrices completas haciendo clic aquí.

A este respecto, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha elaborado unas Directrices cuyo objetivo es facilitar la aplicación de los Programas de Cría y el control de rendimientos en las razas puras, en las actuales condiciones de restricción de movimientos y actividad por el Estado de Alarma, sin que ello suponga un riesgo de transmisión del COVID-19, ya que la prioridad siempre será la salud de las personas.

Así, se establece que, con el fin de cumplir las medidas del estado de alerta sanitaria, se evitarán los desplazamientos y visitas de campo para actividades previstas en los Programas de cría, que serán planificadas para cuando lo permita la situación sanitaria.

Las asociaciones y resto de los operadores intentarán reorganizar la planificación de actuaciones zootécnicas y los trámites sobre las razas ganaderas, aplazando las visitas, en la medida de sus posibilidades, con alternativas de control, fomento del autocontrol y actuaciones vía telemática, que ofrezcan las mayores garantías de cumplimiento del programa de cría, en lo que afecte a la pureza racial y la evaluación genética.

En el caso del control lechero oficial se permite, bajo determinadas condiciones, el autocontrol para el rendimiento lechero, para la cantidad de leche producida por parte de los ganaderos que cuenten con los medios técnicos para llevarlo a cabo y su remisión telemática al centro autonómico de control lechero, y en su caso la recogida y envío de muestras de leche para la realización de análisis cualitativos en los Laboratorios de Control de Rendimiento Lechero, siempre que existan autorizaciones expresas por parte del centro autonómico de control lechero y la asociación de criadores a la que pertenece el ganadero; se establezca un procedimiento por parte del centro autonómico de control de rendimiento lechero que permita validar la información suministrada por el ganadero y los resultados analíticos una vez finalice el Estado de Alarma; y cuando el centro Autonómico de Control de Rendimiento Lechero y el laboratorio de análisis de muestras establezcan la sistemática de envío de material para la toma de muestras al ganadero, método de recogida de muestras por parte del ganadero y posterior remisión de la muestra desde la ganadería al laboratorio.

Se permite que el Centro Autonómico de Control de Rendimiento Lechero estime de forma provisional los datos cuantitativos y cualitativos de los controles faltantes a consecuencia de la aplicación del Estado de Alarma, aunque estos superen el número máximo de controles y analíticas faltantes permitido por la Resolución de 22 de octubre de 2013 de la Dirección General de Producciones y Mercados Agrarios.

Se amplía el plazo para el primer control en bovino de leche hasta el día 95 post-parto y en ovino y caprino hasta el día 70 post-parto.

Una vez finalizado el Estado de Alarma y cuando se conozca su extensión temporal y grado de afectación a las actividades, se analizará la situación por la Comisión Nacional de Zootecnia y por la Comisión Nacional de Control Lechero, que establecerá los criterios que permitan validar las actuaciones realizadas y las estimaciones de los datos de los controles, de acuerdo con el ICAR y con el apoyo de los centros cualificados de genética.

 

Sección: