Agronews Castilla y León

El cuidado de nuestro jardín requiere en muchas ocasiones de contar con distintas herramientas en la que una desbrozadora se convierte prácticamente en imprescindible, el problema es, de la cantidad ingente de modelos que hay en el mercado en la actualidad, ¿Qué desbrozadora elijo para mi jardín?.

Es indudable que la venta online ha ganado terreno en todos los espacios y, por supuesto, en este tema tampoco se ha quedado atrás existiendo páginas web como www.desbrozadorasycortacesped.com donde se puede ver un amplio abanico de modelos y marcas contando además con interesantes comparativas de las mismas que facilitan la compra del mismo.

Lo primero que se tiene que tener en cuenta a la hora de comprar una de estas herramientas es el tamaño del jardín en el que vamos a trabajar junto con el tipo de plantas sobre las que vamos a aplicar, ya que esto será un factor clave y prioritario en nuestra compra.

Precisamente, ese condicionante es clave en nuestra elección ya que condiciona todos los condicionantes posteriores. Así, si tenemos un espacio que podríamos calificar como pequeño optaremos por una máquina de menor tamaño y por tanto de menor peso y potencia más reducida, lo que hará que, por ejemplo, temas claves en la ergonomía como son el ruido o la vibración tengan una menor incidencia. Por lo tanto es clave ajustar, aquí podemos optar por asesoramiento profesional o como ya hemos contado anteriormente aprovechar las comparativas que existen en páginas web dedicadas a la venta de este tipo de herramientas.

Por el contrario, si nuestro jardín es de un tamaño medio – grande deberemos optar por una desbrozadora de mayor tamaño que probablemente ya no podrá ser eléctrica, empleando baterías, sino que tendrá que ser de gasolina con lo que esto supone de control del carburante, ya que dependiendo de que se trate de motores de dos o cuatro tiempos necesitaremos mezclar la gasolina con aceite.

El empleo de este tipo de herramientas es bastante sencillo y, en muy pocas horas de uso, se logra realizar una labor óptima con las mismas. Un elemento clave en el correcto empleo de nuestras desbrozadora es el arnés con el que la manejaremos, este dispositivo es con el que vamos a lograr un correcto reparto de los pesos de la máquina con lo que daremos un paso adelante muy importante en la ergonomía con lo que evitaremos, de forma preventiva, problemas que se pueden suscitar como los dolores de espalda, tirones musculares o lumbagos que suelen ser muy molestos.

Enlazado con lo anterior, un aspecto clave, no ya tanto en la compra de la desbrozadora, pero si en su uso correcto de la misma teniendo en cuenta que esta dispone de partes a las que siempre debemos de estar atentos por su peligrosidad como son las cuchillas por lo que es clave disponer de un equipo de seguridad que pasa por una pantalla o gafas de seguridad, protección auditiva, unos guantes de jardín, zapatos de seguridad y llevar siempre pantalones largos mientras dure el trabajo que realizamos en nuestro jardín.

Sección: