Agronews Castilla y León

El Laboratorio Central de Veterinaria de Algete ha confirmado la detección del virus de Influenza Aviar de Alta Patogenicidad (IAAP) en una explotación de broilers localizada en el municipio de Villarrasa, en la provincia de Huelva .

El municipio había sido ya incluido por parte autoridades veterinarias de Andalucía dentro de zona de especial vigilancia por influenza aviar (Anexo III de la Orden APA/2442/2006, de 27 de julio, por la que se establecen medidas específicas de protección en relación con la influenza aviar), zona en la que debido a la situación epidemiológica de la enfermedad en Europa ya se estaban adoptado medidas adicionales para prevenir posibles brotes de la enfermedad en aves domésticas.

Se trata de una explotación de broilers, distribuida en dos naves, con un censo aproximado de 41.000 pollos de 6 semanas de edad. La sospecha de la enfermedad vino derivada por la detección de un incremento anormal de mortalidad en una de las 2 naves que comenzó el pasado 28 de enero. Las muestras tomadas por parte de los SVO de Andalucía se remitieron al Laboratorio Central de Veterinaria de Algete, como Laboratorio Nacional de Referencia de la Influenza aviar en España, donde se ha confirmado que se trata de una cepa de IAAP subtipo H5N1.

La encuesta epidemiológica realizada en la explotación indica que todas las aves se introdujeron en la granja el pasado 23 de diciembre.

El posible origen del foco se mantiene bajo estudio, si bien se considera a las aves silvestres como fuente más probable.

Los Servicios Veterinarios Oficiales de la Junta de Andalucía han adoptado inmediatamente las siguientes medidas, establecidas en el Reglamento Delegado (UE) 2020/687 de la Comisión:

  • Inmovilización inmediata de la explotación afectada desde el momento de la sospecha del foco.
  • Realización de la encuesta epidemiológica con objeto de conocer el posible origen del foco y explotaciones en riesgo por movimientos de personas y vehículos.
  • Se está procediendo a realizar el sacrificio de todo el censo de la explotación afectada y la destrucción oficial de los cadáveres, pienso y demás materias contumaces que pudieran vehicular el virus, según lo establecido en la normativa de SANDACH.
  •  Establecimiento de una zona de restricción alrededor del foco: 3 km de zona de protección (donde se encuentran 5 explotaciones comerciales) y 3-10 km de zona de vigilancia (donde se encuentran 15 explotaciones comerciales y 11 explotaciones de autoconsumo).
  •  

Se trata del segundo foco de IAAP H5N1 en aves de corral en España, tras la detección de un foco en una explotación de engorde de pavos en la provincia de Segovia el pasado 18 de enero y tras la detección de 8 casos previos en aves silvestres en 2022 en las provincias de Lérida, Girona, Ávila y Palencia.

Si bien hasta el momento no hay constancia de que el subtipo H5N1 que durante los últimos meses está afectando a Europa tenga capacidad zoonósica significativa, es decir, su capacidad de transmitirse a las personas resulta muy reducida, se recomienda minimizar el contacto innecesario con las aves que muestren síntomas clínicos o se hallen muertos en el campo. En cualquier caso, este virus no puede ser transmitido al hombre a través de carne de ave cocinada, huevos o productos procesados derivados de ellos.

Desde el MAPA se recuerda la necesidad de reforzar las medidas de bioseguridad en las explotaciones avícolas, especialmente aquellas medidas destinadas a evitar el contacto con aves silvestres, así como reforzar la vigilancia pasiva tanto en explotaciones avícolas como en aves silvestres, notificando a los servicios veterinarios oficiales cualquier sospecha de enfermedad. Toda la información relacionada con la enfermedad se puede encontrar en el siguiente enlace: https://www.mapa.gob.es/es/ganaderia/temas/sanidad-animal-higieneganadera/sanidad-animal/enfermedades/influenza-aviar/influenza_aviar.aspx

Sección: