Agronews Castilla y León

La directora general de la Cadena Alimentaria de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, Gema Marcos, ha visitado la explotación ‘El Villar’, en Santibáñez del Porma (León), una granja de ovino de leche con 1.100 hembras reproductoras. Allí, bajo la dirección de Pablo García, se trabaja en desconcentrar las parideras para conseguir un manejo más eficiente y una mayor productividad.

Como ha destacado la directora general, “la desestacionalización de la producción en las explotaciones de ovino es uno de los grandes retos que debe afrontar el sector. Conseguir una producción de leche y lechazos más o menos uniforme a lo largo del año es clave para la rentabilidad de las mismas”.

Por su parte, Valentín Sánchez, gerente de ‘Deovino’, ha valorado de la explotación que dirige Pablo García que se haya convertido en un proveedor constante, competitivo y comprometido con el sector. Ambos profesionales han reconocido que “tenemos que vernos como aliados, ya que estamos en el mismo equipo”.

El esfuerzo que supone el cambio del manejo de la reproducción del rebaño, además de traducirse en una optimización en los recursos humanos y las instalaciones, permite reforzar la posición del ganadero en la cadena alimentaria en los meses del año donde el aumento del número de partos provoca una caída de los precios tanto de la leche como de los lechazos. Esta situación se da especialmente en primavera.

Poder trasladar este sistema de manejo al resto del sector es también una demanda de los industriales, quienes solicitan compromisos de suministro y comerciales estables.

Para la Dirección General de la Cadena Alimentaria, como ha puesto de manifiesto Gema Marcos, “esta cuestión es primordial en su labor de impulsar las relaciones entre el productor agrario, la industria de transformación y la distribución, con el objeto de fortalecer la cadena de valor en un sector tan relevante en nuestra Comunidad”.

Tags: 

Sección: