Rebeca Adalia - Agronews CyL

 

  • Esta empresa del sector cárnico del ovino destaca por sus buenas prácticas comerciales y el respeto al producto de cercanía

 

  • En el último año han incluido en su moderna planta de procesado una sala de sacrificio para una gestión cárnica más óptima del producto

 

  • 'Deovino' cuenta con 'Mamá Cordero', una marca propia que oferta productos seleccionados de calidad y garantía 

 

En el corazón de Castilla y León, cuna del ovino y estepa cerealista por excelencia hallamos la compañía vallisoletana 'Deovino'. Una empresa que está formada por un grupo de profesionales del sector cárnico que vela por el cumplimiento de los estándares de calidad de este exquisito producto que es emblema de toda una Comunidad: la carne ovina.

Con el objetivo de conseguir que las chuletillas de cordero cumplan las expectativas de sabor y el lechazo salga del horno con la textura y jugosidad que demandan los paladares más exigentes nace en el año 2013 'Deovino'. Una compañía que está avalada por la trayectoria de varias décadas de experiencia y ha fijado su sede en un lugar próximo a sus productores, el Parque Empresarial de la localidad vallisoletana de Tordesillas.

El progresivo crecimiento hace que 'Deovino' se incorpore en diferentes fases de la producción. En su moderna planta de procesado cuenta con las últimas tecnologías para la gestión cárnica del ovino. Además, recientemente han incorporado una sala de sacrificio propia en sus instalaciones de más de 2.000 metros cuadrados.

Dentro de su superficie cuentan con un diseño innovador y eficaz, que garantiza un servicio y un producto de alta calidad. Por ello, entre sus elaboraciones destacan tres de las más exigentes certificaciones: la garantía Halal, Tierra de Sabor e IGP Lechazo de Castilla.

Todos los corderos y lechazos 'Deovino' siguen los procesos más minuciosos, incluida una trazabilidad estricta, múltiples controles y el cumplimiento de todos los estándares europeos. El análisis sensorial, el resultado final del producto y sobre todo su sabor convierten la acción natural de alimentarse en una experiencia superior. Todo ello, les ha permitido desarrollar una amplia gama de productos de cordero lechal y recental, refrigerados y/o congelados en diversos formatos.

MAMÁ CORDERO

Por otro lado, Deovino cuenta con 'Mamá Cordero', una marca propia en la que la preocupación por la calidad y la garantía de los productos en su presentación y tratamiento refuerzan el compromiso de selección en el origen y la gestión cárnica. Esta firma cuenta con productos envasados, bandejas y elaboraciones de IV y V gama con las que desarrollan una rama innovadora para la empresa que da un nuevo impulso a la misma y fortalecen su posición en el mercado. Las cadenas de distribución y los grandes mayoristas nacionales son los principales clientes, que distribuyen sus productos a los consumidores finales, dentro y también fuera de España, con la creación de un ambicioso nuevo proyecto para la exportación.

 

¿Cuáles son los nuevos proyectos que tiene entre manos 'Deovino'?

Nos encontramos finalizando la fase 3 de las inversiones previstas que se iniciaron en el año 2018. Dentro de nuestras instalaciones en el Parque Empresarial de Tordesillas hemos incorporación un matadero anexo a la sala de despiece y envasado. La sostenibilidad es una parte fundamental en la estrategia corporativa de la empresa.

¿Cómo se consigue esta práctica óptima en todas las fases del proceso?

Este proyecto es sostenible en todos los aspectos, tanto en el plano económico y social como en el medioambiental. Nosotros damos mucha importancia al aspecto sostenible dentro del apartado económico, empezando por la propia ubicación de la planta que lo demuestra. Se ubica en el centro de la comunidad para estar muy cerca de todos nuestros productores, además de que éste favorece la distribución. Prácticamente todos los proveedores están ubicados en la Comunidad, para tratar de transformar los recursos que se disponen, algo que es totalmente compatible con los recursos que generamos en el ámbito del ovino. Con el paso de los años 'Deovino' ha tenido un crecimiento muy incipiente.

¿Cómo lo habéis logrado?

Consideramos que es importante dicho crecimiento para establecer buenas relaciones desarrollar prácticas comerciales éticas. Nosotros perseguimos que se respeten los costes de producción de nuestros proveedores en cada eslabón de la cadena de valor. Estamos muy próximos a la dirección general de la Cadena de Alimentaria y a los propios ganaderos para intentar establecer acuerdos en los costes de producción y los margen de beneficio. También tratamos que la gran mayoría de lo que nosotros ponemos en el mercado sea producto criado y transformado en Castilla y León.

¿Cuál es vuestra principal zona de actuación?

Nuestro ámbito de producción se sitúa dentro del medio rural. Nuestras prácticas comerciales son acordes y lógicas, y respetan al productor para garantizar la continuidad de las explotaciones ganaderas de la Comunidad, además de que ayudan a la fijación de población, la igualdad de oportunidades y a la generación de empleo de calidad. Podríamos realizar importaciones masivas de ovino pero no lo hacemos porque nuestra filosofía empresarial apuesta por el producto que se genera en la Comunidad, aunque a veces haya que hacer esfuerzos importantes.

¿Cuáles son los productos tienen más demanda en 'Deovino'?

Hay que diferenciar entre nuestras elaboraciones de cordero lechal/lechazo y recental. Ofrecemos productos refrigerados y/o congelados en diversos formatos, calibrados y presentaciones. Lo que más se comercializa en cuanto a despiece de lechal/lechazo y cordero recental es pierna, paletilla y carre, además del medio y cuarto de lechal/lechazo y las presentaciones en canal. Vamos a incorporar en pocas semanas el embandejado de cordero lechal/lechazo y recental.

¿Qué previsiones existen para la próxima campaña navideña?

Todas las campañas de navidad son complejas pero esta lo es más. Va a ser muy diferente. Aunque el consumo va a descender por la situación del canal Horeca, en los hogares aumentará. Lo que no sabemos es si este consumo compensará al 100% el de la hostelería. El sector del ovino es uno de los más penalizados de la cadena alimentaria durante la crisis del coronavirus.

¿Cómo está liderando la industria la adaptación a las nuevas circunstancias?

En la primera fase de la pandemia recibimos el apoyo de la Consejería de Agricultura y la Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y Caprino (INTEROVIC) a través de campañas publicitarias para que el consumo no cayese y de esa manera se consiguió dar salida al producto que se generó en primavera. En general, lo que estamos haciendo las industrias cárnicas para adaptarnos es generar nuevas presentaciones para facilitar el hábito de consumo y facilitar tanto la venta presencial como a través de las webs de nuestros principales clientes. La desestacionalización de la producción en las explotaciones de ovino es uno de los grandes retos que debe afrontar el sector.

¿Qué medidas vais a desarrollar para ello?

Es necesario y fundamental para todos. La industria cárnica no puede depender de que la producción de lechazo sea en un 50% entre los meses de febrero y abril. De esta manera se corre el riesgo de desabastecer el mercado en otras épocas del año, circunstancia que hace que el precio suba de manera muy importante y provoque un rechazo al consumo de lechazo durante el resto del año. Para solucionarlo tenemos que trabajar con los ganaderos e instituciones. Necesitamos estudios para analizar los ingresos y rentabilizar las explotaciones ganaderas y cárnicas, así evitaríamos la entrada masiva de productos de importación y el efecto negativo que éstas provocan en el sector.

¿Qué supone para vosotros pertenecer a Vitartis?

Aunque llevamos poco tiempo en la Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León nuestra experiencia es muy positiva. Vitartis nos aporta una visión del sector agroalimentario más amplia. Además, en ella están integradas compañías muy importantes de las que podemos aprender mucho y nosotros también tratamos de aportar nuestra experiencia porque estamos dentro de un sector muy importante para Castilla y León.

Sección: