Agronews Castilla y León

Desde el inicio de esta crisis sanitaria han sido numerosas la medidas que se han llevado a cabo para controlar la expansión del COVID19, evitar el colapso sanitario y las consecuencias en la salud pública que esto pudiera provocar.

En Aragón, desde el Real Decreto 463/2020 de 14 de marzo por el que se declaró el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, se suspendieron los tres ecomercados al aire libre que se celebraban en Zaragoza, Huesca y Teruel ( Andorra), mientras se mantenían todas las grandes superficies de alimentación y supermercados abiertos, a pesar de que la alimentación figuraba como una de las actividades esenciales y por tanto se mantenía en activo los mercados mayoristas y minoristas de alimentos.

Desde el primer momento, estos colectivos solicitaron a la Delegación de Gobierno en Zaragoza, al presidente del Gobierno en Aragón y a los Ayuntamientos respectivos que se dotase de un protocolo de seguridad, como en otras ciudades y pueblos se estaba haciendo, con el objeto de que se pudieran seguir realizando dichos ecomercados. Al mismo tiempo, se han llevado a cabo movilizaciones a nivel estatal y más de 600 organizaciones remitimos escritos a los Ministerios de Agricultura, Consumo y Salud con el fin de que atendiera los problemas que se estaban produciendo en el sector agroalimentario, especialmente el referente a la pequeña producción.

Pasado ya mes y medio de suspensión de los mercados agroecológicos en Aragón, el Consejo de Ministros ha aprobado el Plan para la Transición hacia una Nueva Normalidad que establece los principales parámetros e instrumentos para la adaptación del conjunto de la sociedad a la nueva normalidad, con las máximas garantías de seguridad, tras la crisis provocada por el COVID-19.

En el Anexo II del mismo se aprueba que a partir del 11 de mayo, se inicia la Fase I según la cual “cuando así lo proponga el ayuntamiento correspondiente, también podrán reiniciar su actividad los mercados al aire libre/venta no sedentaria (mercadillos) en la vía pública, con condiciones de distanciamiento entre puestos, y delimitación del mercado ambulante para correcto control del aforo por las fuerzas de seguridad. Limitación inicial al 25% de los puestos habituales o aumento de superficie para asegurar el mantenimiento de distancia de seguridad entre los puestos y los viandantes”.

Como han manifestado desde la suspensión de los mercados agroecológicos en Aragón, en todos los decretos aprobados por el Gobierno en el estado de alarma, la alimentación ha constituido desde el primer momento un servicio esencial, razón por la cual en otras comunidades como Baleares, Canarias, Cataluña, Pais Vasco, Navarra, Comunidad Valenciana, los mercados agroecológicos, con los correspondientes protocolos de seguridad , se han mantenido abiertos desde el inicio o se ha procedido a su reapertura a lo largo del periodo transcurrido hasta la fecha.

Es por todo ello que en apoyo a los productores y productoras de Aragón que han apostado por producir alimentos ecológicos de cercanía que generan empleo en el medio rural, cuidan el medio ambiente y nuestra salud, así como en defensa de las personas que han apostado por apoyar este modelo de alimentación, demandan a los Ayuntamientos de Zaragoza, Huesca y Teruel (Andorra) que se levante la suspensión de dichos mercados a partir del 11 de mayo y que con el consiguiente protocolo de seguridad puedan empezar a ofrecer este servicio a la ciudadanía.

Tags: