Agronews Castilla y León

Dcoop ha creado la División de Pistacho, que junto a la almendra, refuerza la Sección de Frutos Secos. A primeros de septiembre tuvo lugar una reunión abierta de agricultores y agricultoras en la que se estuvo analizando este proyecto que ahora se va a comenzar a desarrollar con la producción actual, todavía baja, pero que se incrementará conforme vayan fructificando las nuevas plantaciones. Inicialmente se tratará de la comercialización directa a granel sin descartar la industrialización de parte de la cosecha, avanzando así en la cadena de valor.

Cada vez más, el pistacho se está convirtiendo en un cultivo con mayor implantación, al igual que el almendro, constituyendo una alternativa a otros cultivos menos rentables.

Dcoop, como Organización de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH) reconocida en la categoría de Frutos Cáscara, está abierta a acoger más agricultores y cooperativas con objeto de unificar y comercializar la oferta de pistacho para tratar de obtener mejores precios en el mercado para sus socios, ya que según acaba de indicar el MAPA, la comercialización de pistacho a través de esta figura (OP) no supera el 2%. Actualmente, hay interés por parte de una decena de cooperativas de Ciudad Real, Granada, Córdoba, Málaga y Cuenca.

Frutos Secos
Con apenas tres años de vida, en 2019 la Sección de Frutos Secos de Dcoop facturó 14,03 millones de euros, iniciando también la actividad exportadora por valor de 1,22 millones de euros a tres países.

Hasta ahora la actividad estaba centrada en almendra, con una producción cercana a 8.300t de fruto cáscara la pasada campaña, para lo cual cuenta con una planta industrial partidora en Villarrubia (Córdoba).

La facturación total de Dcoop ascendió a 1.009 millones de euros el ejercicio anterior. Cuenta con 180 cooperativas asociadas, de las que 14 pertenecen a Frutos Secos.