La Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de la Junta resolvió a finales de octubre la inadmisión de la solicitud de inicio de evaluación del impacto ambiental simplificada relativa al proyecto de sondeo de investigación para la caracterización estratigráfica del subsuelo de Noviercas. Basa su decisión en la negativa de la Confederación Hidrográfica del Duero al permiso de investigación.

Es evidente que esta situación coarta totalmente al interesado, que es más trascendental y más mediática porque en principio va enfocado a una conocida vaquería, pero lo esencial es que influye en el resto de las inversiones, prospecciones e intereses empresariales de otros que quieran gastarse sus dineros en traer actividad a la provincia. Este tipo de cerrazón puede cortar el progreso de una provincia tan necesitada como Soria. Los que toman estas decisiones no atienden a la lógica. Están puestos para defender sus ideas y las de sus amigos, no el interés de la ciudadanía.

Si deniegan a uno, ¿denegarán a todos? Porque como he dicho, esto a corto plazo y sobre todo a medio y largo influirá en otro tipo de fábricas o empresas. Tengamos en cuenta que no se le está negando un antojo a fulanito, es a una empresa que quiere investigar y estudiar todas las posibilidades, que tiene encima de la mesa mucha inversión y que además se puede gastar dinero en los tribunales.

En la Ciudad del Medio Ambiente la justicia acabó dando la razón al promotor, pero ya ha sido tarde. Empresas que podían haberse instalado se han ido fuera y ya no vuelven. Nuestros hijos, que podrían estar trabajando ahí no lo hacen y se han ido también. Es el afán de algunos de quedar siempre por encima, como el aceite.

Las vendas antes de las heridas valen para poco. Que iniciativas de este calado, que no son más inicialmente que de investigación y de estudio, se echen atrás son un repelente de primera categoría porque a muchos, como es lógico, les surge la pregunta: ¿para qué intentar esto o aquello, si no hay más que pegas?

Acerca de estudios anteriores en los que supuestamente se basa el organismo responsable de la gestión del agua de la cuenca para decir que las reservas de agua en la unidad de demanda agraria son nulas y que el volumen solicitado es incompatible con el plan hidrológico habría mucho que decir; incluso que esos estudios son inexistentes.

Sea como fuere e incluso entendiendo las razones administrativas por las que no se puede admitir la solicitud para hacer el sondeo de investigación y que no se podía hacer otra cosa en ese contexto legal, creemos que como el origen puede ser una decisión arbitraria de la CHD debería recurrirse, ya que va en contra de los intereses de los ciudadanos, que quedan desamparados. En este caso, es una empresa a la que se le priva el derecho de analizar el acuífero de Araviana y a entrar en la planificación hidrológica posterior, una vez ya con todos los estudios y exploraciones pertinentes.

Más allá de todo esto dejo una reflexión: lo que se está impidiendo es un proyecto para saber, para conocer la realidad y cuando se niega el acceso libre al conocimiento por motivos ideológicos eso tiene un nombre y éste no es mundo libre ni democracia. Porque todo podría darse; incluso que, una vez realizado el sondeo de investigación, el promotor considerara que con esos datos el proyecto ya no le interesa.

 

CARMELO GÓMEZ SANZ

PRESIDENTE DE ASAJA SORIA

Sección: 

Provincias: