Antonio Álvarez Rodrigo - Agronews CyL
  • El bienestar animal y su normativa, a debate en la tertulia ‘Agrícola Café’ que organiza Editorial Agrícola

  • “Sin sanidad no hay bienestar y pronto se publicará un nuevo reglamento de sanidad animal”, ha anunciado la eurodiputada Clara Aguilera

El bienestar animal a debate. Y desde todos los prismas. La tertulia ‘Agrícola café’ bajo el título Cambios políticos, ¿cómo influyen en las normativas de Bienestar Animal? Organizada por Editorial Agrícola ha congregado este lunes 14 de octubre en Madrid a varios de los frentes del mundo ganadero: desde el político, hasta el científico, pasando por el asociacionismo y el empresarial. Todos han coincidido en un mismo punto. “Cuando hay condiciones de bienestar animal, se produce más”, ha asegurado Pedro Sayalero, director comercial de Trouw Nutrition España.

Sin embargo, los caminos de futuro del bienestar animal son diferentes para unos y otros. “La sanidad animal tiene que ir de la mano con el bienestar animal. En breve tiempo se va a publicar un nuevo reglamento en sanidad animal, que tiene el visto bueno del Parlamento y se está negociando ya con el Consejo”, ha anunciado la eurodiputada Clara Aguilera.

“Se están trabajando en indicadores de bienestar animal que se van a utilizar como herramientas sancionadoras”

Precisamente cómo legislar es unos de los puntos donde más distanciamiento hay entre el sector ganadero y las asociaciones de defensa de los animales. Para Miguel Ángel Higuera, presidente del grupo de trabajo en Bienestar Animal del COPA COGECA “se están trabajando en indicadores de bienestar animal que se van a utilizar como herramientas sancionadoras a las granjas”. “Hay que trabajar en las medidas para evitar que esos indicadores salten. Necesitamos que los indicadores no sean temporales, sino atemporales”, se ha quejado.

Mientras que para Alberto Díez Michelena, director de la Asociación Nacional para la Defensa de los Animales (ANDA) esos indicadores son básicos: “De alguna forma habrá que medirlo (el bienestar animal)”. El director de ANDA, eso sí, ha querido terciar hacia un punto de encuentro: “Es factible la producción animal con la defensa de los animales. Desde el punto de vista de la productividad se puede llegar a un entendimiento”.

¿Se escucha a la ciencia antes de legislar?

Otro de los puntos discordantes entre los tertulianos ha sido el peso de la ciencia a la hora de legislar en la Unión Europea. “No se escucha a la ciencia todo lo que se debiera. En la decisión final falta mucha base”, ha criticado Luis Gonsálvez, doctor ingeniero agrónomo, catedrático de Producción Animal en la Universidad de Lleida. “La decisión final no es científica porque muchas veces no hay base. Al final el peso es más político que científico”, ha zanjado.

“La decisión final no es científica porque muchas veces no hay base. Al final el peso es más político que científico”

En la misma línea se ha mostrado Aguilera: “Cada vez en nuestros debates políticos hay una mayor cuestionamiento de la ciencia. Hay un gran debate donde la ética y la opinión pública van delante de la ciencia. Yo no estoy de acuerdo”. Sin embargo, el director de ANDA se ha ubicado en la esquina contraria: “La persona que accede a un producto tiene una moral. No se puede vaciar de ética un argumento científico.

El bienestar animal es la gran bandera de la ganadería de Europa, “pero no aporta ningún valor al consumidor”, ha dicho presidente del grupo de trabajo en Bienestar Animal del COPA COGECA, quien además ha defendido que “la ganadería tiene que ir por delante de la normativa”. Eso sí, “cualquier normativa que se implemente son costes que van a la producción del ganadero”, ha señalado.

“Cualquier normativa que se implemente son costes que van a la producción del ganadero”

En este punto, algunos de los ponentes han coincidido en la falta de comunicación del sector ganadero. “Tenemos que hablar más directamente a la gente. Se hacen ferias para profesionales, pero poco para fuera”, ha animado la eurodiputada Aguilera.

“Que el consumidor sepa cómo se produce. La Unión Europea tiene los niveles más altos de bienestar animal. Estamos por encima del resto”, se ha enorgullecido Higuera quien ha cerrado con una reflexión que señala al mundo urbano: “¿Hay animales que no pueden miccionar y defecar cuando ellos quieren? Sí los hay. Yo los veo cuando salen temblando de las urbanizaciones de las grandes ciudades”.