Agronews Castilla y León

 

  • La formación naranja considera insuficientes las medidas de Bruselas y plantean sopesar una congelación de la reforma de la PAC

El Grupo Parlamentario de Ciudadanos en las Cortes de Castilla y León insta al Ministerio de Agricultura a que defiende ante la Comisión Europea que se liberen los 478 millones de euros del fondo de emergencia no utilizados y se destinen a pagos directos a los sectores agrícolas perjudicados por la pandemia del Covid-19.

La formación naranja considera insuficientes las medidas adoptadas por la CE para estabilizar los mercados agrarios como consecuencia de los efectos del coronavirus. Si bien es cierto que las ayudas al almacenamiento privado permiten un reequilibrio de los mercados a través de una retirada temporal de productos, éstas no suponen un aumento del precio del producto en origen. Un precio que en muchos casos ya se encontraba muy por debajo de los costes de producción.

Asimismo, las medidas de flexibilización tanto en la aplicación de los programas de mercados como el del vino, hortalizas, frutas, aceite de oliva; como las excepciones autorizadas a sectores como el lácteo, la floricultura y el de la patata para mejorar la autoorganización del mercado, permitirán planificar más adecuadamente sus producciones con efectos en el medio y corto plazo, pero dejan desamparados a los productores en el momento más duro de la epidemia.

Estas iniciativas, pendientes de ser amparadas por los Estados miembros, corresponden a las medidas de emergencia permitidas por la Organización Común de Mercado: sencillamente, corresponden a la habilitación de ayudas para el almacenamiento privado y la reasignación de fondos entre sectores agrícolas.

El portavoz de Cs en la Comisión de Agricultura, David Castaño, ha recordado que su petición se suma a la de “los eurodiputados, que solicitaron también que se utilizara la reserva de emergencia de 478 millones de euros de la PAC 2020”. “Esta reserva”, ha explicado, “se canalizaría a través de pagos directos a los sectores perjudicados y permitiría una respuesta rápida ante el hundimiento de los precios en origen de muchos productos agrarios”.

Castaño, además, ha afirmado que “sería conveniente sopesar la idea de ‘congelar’ la actual reforma de la PAC”. El procurador por Salamanca ha señalado que “en estas condiciones, ante tanta incertidumbre, quizás no debiéramos afrontar una reforma. Se debe dar tiempo a la reflexión y al análisis de la situación presente y futura”.

“Cuando no se tienen las cosas claras, el campo siempre pierde”, ha apostillado.

Tags: 

Sección: