Agronews Castilla y León

Desde el descubrimiento de Peste Porcina Africana el año pasado en una granja de cerdos, la demanda de proteínas animales importadas de China ha aumentado. Así han crecido con fuerza la compras chinas de  carne de vacuno y aves de corral que  han aumentado en casi 550,000 toneladas solo en la primera mitad de 2019, según datos oficiales chinos. Las importaciones totales de estos productos  suman ya 2.6 millones de toneladas.

La carne de vacuno ha registrado el mayor aumento en volumen, en más de 240.000 toneladas, hasta un total de 700.000 toneladas. Numerosos países sudamericanos, así como Nueva Zelanda y Australia, han estado aprovechando el aumento de la demanda.

Sobre la base de las ventas de carne de vacuno, Nueva Zelanda ha superado a Brasil como el proveedor líder, exportando más de 230.000 toneladas en el primer semestre de 2019, impulsado por una mayor demanda de carne de res y oveja. Sin embargo, Brasil es casi el único proveedor de carne de aves de corral a China, exportando alrededor de 250.000 toneladas en el primer semestre del año. Una vez que esto se tiene en cuenta, Brasil es el mayor proveedor de proteínas de carne roja y aves de corral en su conjunto. El siguiente mayor proveedor de aves de corral es Tailandia, que exporta 38.000 toneladas durante el mismo período.

Antes del descubrimiento de la PPA, el consumo de carne de res y cordero aumentaba en China, lo que provocaba un paulatino aumento de las importaciones en los últimos años

Mirando hacia el futuro, aseguran desde AHDB desde un reciente informe, se espera que la demanda de importación de proteínas animales en China se mantenga elevada e incluso aumente potencialmente a medida que avanza el año. China ha estado trabajando a través de las existencias congeladas de carne de cerdo, que se pronostica que se agotarán en la segunda mitad del año. La gran pregunta es cómo responderá China a largo plazo. Ha habido una caída en el consumo de carne de cerdo por parte del consumidor chino este año debido a preocupaciones de seguridad. Los ganaderos en China que anteriormente producían carne de cerdo, ahora pueden tener la oportunidad de cambiar a sistemas de producción alternativos que están aumentando su demanda, como aves de corral, carne de vacuno o cordero. No hay indicios de que la guerra comercial entre Estados Unidos y China termine pronto, lo que continuará brindando oportunidades a otros exportadores de todo el mundo.

 

Tags: