Agronews Castilla y León

 

  • En 2020 se denunciaron 3.700 ataques que afectaron a unos 11.000 animales de los que 10.000 eran ovejas

Al final del invierno 2020-2021, la población de lobos se estima, en Francia, en 624 individuos adultos contra 580 un año antes, un aumento del 7%, según un reciente informe oficial de la OFB. 

En 2020, el aumento fue del 9% y aún más marcado en años anteriores, por lo que aseguran que se aprecia descenso en el aumento de la población" de esta especie

El lobo gris, erradicado en Francia por el hombre, regresó en 1992 desde Italia y poco a poco va ampliando su territorio. Si se observan lobos aislados en nuevos departamentos, como en Seine-Maritime en abril de 2020, en Aube y Haute-Marne en otoño de 2020, su presencia permanece concentrada en los macizos alpinos y provenzales. Se han identificado siete nuevas manadas, "todavía en el sector alpino", dijo Nicolas Jean. 

El plan nacional del lobo tenía previsto alcanzar sólo en 2023 un umbral de 500 individuos, lo que corresponde a la capacidad de una población a medio plazo (100 años) "para resistir el riesgo de extinción".

 

Los ataques a los rebaños

Por tercer año consecutivo, el daño a los rebaños se ha estabilizado, pero se mantiene en un nivel alto, con alrededor de 3.700 informes de ataques realizados en 2020, una gran parte concentrada en Auvernia-Ródano-Alpes, según la Dirección Regional de Medio Ambiente (Dreal) de Auvergne-Rhones-Alpes. 

Cerca de una cincuentena de rebaños concentran el 30% de los ataques, subrayando que más de 11.000 cabezas de ganado han sido objeto de depredación, incluidas más de 10.000 ovejas.

El estado compensa a los pastores por los animales muertos, heridos o desaparecidos en los ataques, así como por los costos de reparación y reemplazo del equipo dañado. A cambio, los criadores deben poner en marcha medidas de protección (vigilancia de pastores, perros de protección, recintos nocturnos, etc.), con algunas excepciones.

Sin embargo, desde la Federación Nacional de Ovino se advierte que “cada vez se observan más ataques cerca de los rediles y a pocos kilómetros de los núcleos urbanos”. "Los medios de protección propuestos por el Estado" son "rápidamente obsoletos" y "la multiplicación de perros de muchas veces no son una solución suficiente", denuncia la FNO.

Tags: 

Sección: