Agronews Castilla y León

En el periodo de enero a noviembre se matricularon en la provincia de León 136 tractores agrícolas nuevos, lo que representa un crecimiento del 25 por ciento respecto a los 109 que se matricularon en todo el año 2018. E      l tractor tipo es el de doble tracción a las cuatro ruedas con una potencia media de 130 CV. ASAJA valora el dato de forma positiva, pero no obstante, y con independencia del dato que depare el mes de diciembre, las cifras de matriculaciones nuevas de tractores son particularmente bajas, alejadas de las 200 unidades al año que venían siendo habituales.

Se ha de tener en cuenta que en el mercado de los tractores nuevos, como ocurre también con los turismos y con otros vehículos, muchos concesionarios auto matriculan determinadas unidades que después se venden sin haberse usado pero ya no entran en la categoría de nuevos a efectos de esta estadística. Esta es también una de las razones por las cuales en la provincia de Valladolid, donde tienen su central importantes concesionarios de estas máquinas, las cifras de matriculación se disparan en determinados meses, y particularmente en diciembre,  de una forma inusual.

La renovación del parque de tractores en la provincia de León no puede analizarse utilizando únicamente los datos de matriculaciones de vehículos nuevos que hace públicos el ministerio de Agricultura.  Existen una tendencia muy generalizada de compra de tractores de segunda mano importados de países de la Unión Europea, en particular Francia y Alemania, donde es habitual renovar este tipo de máquinas con 4 ó 5 años de vida útil y después de haber realizado entre 3.000 y 6.000 horas de trabajo. Estos tractores de segunda mano, con un estado general bueno, con la tecnología actual incorporada, y con una expectativa de vida útil de otros 10 ó 15 años, son los que mayoritariamente están copando el mercado de la provincia de León. Las zonas de mayor demanda de esta tipo de maquinaria son las que representa la agricultura de regadío, donde por lo general se trabajan menores extensiones, y el tipo de tractores es el de potencias entre 150 y 200 CV.

La inversión en maquinaria condiciona en parte la rentabilidad de las explotaciones, tanto si la que se utiliza se ha quedado obsoleta, como si lo que se adquiere está sobredimensionado para el tamaño de la explotación. La decisión de cuándo y cómo hay que acometer las importantes inversiones en maquinaria que necesita la explotación forma parte de la estrategia empresarial del agricultor, que muchas veces está condicionada por las malas cosechas o por los malos resultados económicos debido a los precios de los productos. Para la financiación de estas inversiones los bancos están siendo por lo general receptivos, y particularmente las financieras con las que trabajan las principales marcas de tractores.

Sección: