Agronews Castilla y León

Desde que solo vende leche fresca con sello de bienestar animal y pastoreo (certificado por AENOR), Lidl ha incrementado las ventas de leche fresca en un 30%, liderando el aumento del consumo de leche fresca en España, que en 2018 creció un 17,4%*.

El pasado año, 1 de cada 10 hogares españoles compraron leche fresca y de ellos, la mitad lo hicieron en Lidl. De este modo, la cadena continúa incrementando su cuota de mercado en el sector de la leche fresca, que ya alcanza el 14,9%* (un 2% más desde septiembre), triplicando su cuota en el mercado global de la distribución (4,8%).

El incremento del 17,4% en las ventas de leche fresca contribuye significativamente a frenar la caída del consumo de leche en España, que en los últimos tres años ha caído en torno al 6%, según datos de Kantar Worldpanel.

Además de mejorar y ampliar la vida de las vacas, el proyecto de Lidl también contribuye a la sostenibilidad del medio rural español. Como resultado de la industrialización y concentración del sector, el número de granjas tradicionales se ha venido reduciendo un 75% en los últimos años. Impulsando la leche fresca de pastoreo, Lidl contribuye a poner en valor la producción de estas granjas, pues el valor añadido del producto repercute en unos mayores ingresos para el ganadero y asegura la rentabilidad de sus granjas.

Toda la leche fresca que Lidl comercializa en España proviene actualmente de más de 100 pequeñas granjas familiares en Galicia, que ya cuentan con esta doble certificación, y en 2019 ampliará su colaboración en un 50% hasta las 150 granjas.

En línea con esta apuesta, la compañía acaba de lanzar al mercado el primer queso de marca propia que proviene de vacas que pastan mínimo 6 horas al día, 120 días al año, certificado por SGS.

Sección: