Iniciada la campaña regional de lucha contra incendios forestales, y en medio de una ola de calor asfixiante, el SEPRONA de la Guardia Civil recuerda la importancia de la prevención, en la que los ciudadanos jugamos un papel destacado. Asadores, planchas, barbacoas y hornillos están prohibidos a una distancia inferior a los 400 metros de cualquier monte o masa arbolada, salvo que estén ubicado en interiores de edificaciones cerradas por los cuatro lados y que las chimeneas dispongan de “apagachispas”, apuntan desde la Benemérita.

Si estamos hablando de las barbacoas instaladas en las zonas recreativas, compete a los respectivos ayuntamientos conceder la correspondiente autorización de uso, siempre y cuando se cuente con el visto bueno del Servicio Territorial de Medio Ambiente. En el caso de campings, campamentos turísticos y juveniles, el uso de este tipo de elementos estará autorizado si se cumple con los sistemas de seguridadcontra incendios establecidos por la Consejería de Medio Ambiente. Eso sí, la acampada libre está totalmente prohibida.

Uso laboral, con restricciones

No podemos utilizar maquinaria ni equipos que generen fuego, deflagración, chispas o descargas eléctricas a una distancia menor de 400 metros de cualquier monte o masa arbolada. Eso significa que están prohibidos los sopletes, las radiales, los soldadores o las antorchas de goteo, salvo autorización expresa, recuerdan desde el SEPRONA. El uso de fuego en actividad apícola, excepto los ahumadores cuando el asentamiento  cuente con una franja perimetral libre de vegetación de 3 metros, también está prohibido. Además, deben disponer de un mochila de agua y estar ubicado en un recipiente metálico con mecanismo hermético.

La quema de rastrojos al aire libre en terrenos urbanos o urbanizables a una distancia del monte inferior a la franja de 400 metros no está autorizada. Y en cuanto a las labores agrícolas, las cosechadoras que trabajen en la franja de referencia deberán encontrarse dotadas de “matachispas”, parando su actividad si la temperatura es superior a 30 grados y la velocidad del viento supera los 30 km/h. En cualquier caso el agricultor y personal de la máquina establecerán un plan de vigilancia, disponiendo de una persona que se mantenga alerta.

www.burgosconecta.es

Sección: 

Provincias: