Agronews Castilla y León

Después de un año de condiciones climáticas desafiantes en el sur de Europa, se prevé que la vebdimia 2021/22 sea significativamente menor y más corta en comparación con la campaña anterior. Se estima que la producción de vino en los tres principales países productores, Italia, Francia y España, oscila entre los 117,3 millones de hectolitros (hl); una caída del 18% desde 2020/21. Además de las heladas primaverales que diezmaron aproximadamente el 30% de los cultivos en Francia y el norte de Italia, el granizo, las sequías y las enfermedades han acentuado aún más las pérdidas. A pesar de la variabilidad y las inciertas condiciones climáticas, la calidad de las uvas es considerablemente más alta y es un buen augurio para los vinos de calidad.

 

En Italia , se estima que la producción de vino fluctúa entre un mínimo de 43,7 millones y un máximo de 45,00 millones de hectolitros, registrando una caída del 9%. Las diferentes adversidades climáticas, que van desde las heladas primaverales hasta el granizo del verano, las tormentas y las sequías, han dado lugar a importantes diferencias cualitativas y cuantitativas incluso entre las zonas vinícolas vecinas. Muchas zonas del norte y centro de Italia se vieron muy afectadas por las heladas primaverales que destruyeron hasta el 40% de los nuevos botones florales, pero hay buenas perspectivas para el vino blanco.

Francia prevé la caída más pronunciada, un 29% en comparación con 2020/21, ya que es poco probable que la vendimia supere los 33,3 millones de hectolitros. Se espera que las heladas primaverales, que diezmaron aproximadamente el 30% de los cultivos en el país, sumadas a las enfermedades de las plantas por la humedad del verano, den como resultado una cosecha históricamente baja, inferior a las de 1991/2017 y comparable a las de 1977.

España prevé una vendimia de 39,5 millones de hectolitros, 7 millones de hectolitros menos que la última que registró 46,5 millones de hectolitros. La recogida de la uva ha comenzado con frutos de muy buena calidad, pero se espera que sea corta, especialmente debido a la sequía del verano y las ocasionales heladas y granizos.

 

 

En Alemania , se espera que los volúmenes de la vendimia estén por debajo de los 9 millones de hectolitros e inferior al rendimiento promedio de 10 años. Las pérdidas parciales de rendimiento se deben a distintas enfermeades, las heladas de primavera y los incidentes de granizo. 2021 es un año prometedor para los vinos espumosos.

Portugal es el único país donde se espera un aumento, aunque débil (+ 1%). Se espera que las caídas en la producción en Azores, Miño y Lisboa se vean compensadas por los aumentos en las regiones vitivinícolas de Douro y Oporto y las Terras del Cistercian. Debido a estos incrementos, se esperan vinos de buena calidad.

Hungría espera que los rendimientos de la vendimia oscile entre 2,5 y 3 millones de hectolitros.

Al comentar sobre la situación del mercado, Luca Rigotti, presidente del Grupo de Trabajo del Copa-Cogeca sobre el vino, declaró: “La reapertura del sector HoReCa y la reanudación de las exportaciones, incluso a los EE. UU. tras la suspensión de los aranceles relacionados con la disputa Boeing- Airbus, trae un optimismo moderado. Sin embargo, la producción menor y los efectos negativos duraderos de la pandemia de COVID-19 muestran que el sector necesita herramientas de gestión adecuadas para abordar las perturbaciones del mercado ".

Sección: