Agronews Castilla y León

Coordination Rural demanda a los compradores  extranjeros de patata francesa que tengan en cuenta las pérdidas debidas a las condiciones meteorológicas al exigir los cumplimientos de contratos

Desde Coordination Rural recuerdan que la Interprofesional de la Patata de Francia se aconseja a los productores que no puedan cubrir los volúmenes que han suscrito en su contrato que lo indiquen por carta certificada a su comprador, invocando la fuerza mayor.

De hecho, las altas temperaturas y la falta de lluvias de este verano han provocado rendimientos de entre 25 y 30 toneladas por hectárea. Los productores no pueden suministrar la cantidad de patatas estipulada en los contratos, lo que da lugar a sanciones muy elevadas. Un artículo de la ley relativo a los casos de fuerza mayor incluye las consecuencias de los riesgos climáticos y justifica que los productores no sean penalizados si no pueden cumplir sus compromisos. Sin embargo, al tratarse de un artículo de la legislación francesa, los compradores belgas u holandeses no están obligados a respetarlo.

El CR lamenta que los problemas ya planteados en 2018 no hayan servido de lección y pide a la Interprofesión que ponga todo su empeño en conseguir que estos compradores tengan en cuenta este artículo y que incluyan en los contratos que se firmen, a partir de la próxima temporada, con los compradores extranjeros, la mención de los casos de fuerza mayor incluyendo los riesgos climáticos.

 

Sección: