Agronews Castilla y León

Con carácter general la uva presenta buena calidad y ausencia de enfermedades en todo el territorio nacional. En invierno y al principio de primavera hubo una disponibilidad de agua que ha sido clave para el buen desarrollo vegetativo que presenta hoy el viñedo, pero debido al excesivo calor de los últimos meses y el consiguiente estrés hídrico que ha sufrido el viñedo, la uva tiene menor peso que en años anteriores.

Está siendo una de las vendimias más tempranas que se recuerdan con adelantos de 2 y 3 semanas.

La previsión de vendimia se ha realizado teniendo en cuenta la climatología actual, con ausencia de precipitaciones. A día de hoy, la estimación para España de vino y mosto sería de 36.291.600 Hl. Las cifras podrían incrementarse en caso de registrarse lluvias en septiembre que serían decisivas en zonas o variedades donde todavía no ha comenzado la recolección.

Hay que tener en cuenta la sequía que sufren nuestros viñedos. Actualmente el agua embalsada en España es de sólo el 36,88%, cuando la media de los últimos 10 años, en estas mismas fechas era de 55,57%.

Esa cifra de 36,2 millones de hectolitros es el 14,4% más baja que la previa que se situó en 41,9%. Castilla La Mancha lidera este sector con 20 millones, cayendo un 17,4% en relación a 2021; Extremadura, según Cooperativas tendría una recogida de unos 3 millones de hectolitros (-1,5% en comparación con la previa); en dos millones se cuantificaría la vendimia tanto en Castilla y León como en la Comunitat Valencia aunque en la primera la merma frente a 2021 es del 1,5% mientras que en la segunda se eleva hasta el 16,7%. Finalmente, destacar la situación de La Rioja donde se espera alcanzar los 1,9% millones de hectolitros, un 7,8% menos que en la previa cuando se sumaron 2,06 millones.

El cambio climático es una realidad que afecta a los viñedos españoles. Las bodegas cooperativas estamos fuertemente comprometidas con la lucha contra el cambio climático y el mantenimiento de nuestro entorno, para poder mantener la sostenibilidad económica, social y medioambiental. Con el apoyo del personal técnico de las bodegas cooperativas, los socios viticultores aplican buenas prácticas, que consiguen el respeto por el medio ambiente sin que esto afecte a la calidad de los cultivos, fomentando la biodiversidad animal, aprovechando los restos de las podas para reducir las emisiones de CO2, utilizando sistemas de riego eficiente y disminuyendo los tratamientos fitosanitarios para controlar plagas. Las bodegas cooperativas son empresas que no se deslocalizan y fijan población en la zona, en muchos casos sin alternativa de producir otro producto que no sea la uva, por lo que los socios viticultores somos los más interesados en cuidar nuestro entorno y medio de vida.

Ha sido un año difícil tanto para viticultores como bodegas, debido al incremento de los precios del transporte, vidrio, cartón, electricidad, combustibles, insumos, productos fitosanitarios,…. Con la calidad que esperamos obtener, hemos de centrarnos en continuar comercializando nuestra amplia oferta de vinos, para posicionar a España como un referente vitivinícola mundial e incrementar cuota de valor en los mercados internacionales.

Incrementar el valor y la rentabilidad del sector vitivinícola español y lograr un reparto equitativo a lo largo de la cadena son los principales objetivos del sector vitivinícola español de cara a los próximos cinco años, marcados en la Estrategia del sector vitivinícola español 2022-2027 de la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE), y compartidos totalmente desde Cooperativas Agro-alimentarias de España. 

Sección: