Agronews Castilla y León

Los sectores ovino, caprino y vacuno de Cooperativas Agro-alimentarias se han reunido para debatir sobre la nueva propuesta de Orden presentada por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), en la que se establecen medidas específicas de protección para la Lengua Azul.

En la propuesta presentada se establecen nuevas zonas de restricción, requisitos para permitir el movimiento de los animales y un programa de vacunación obligatorio y voluntario para el vacuno y ovino mayor de tres meses frente a los serotipos 1 y 4. El documento prevé una estrategia a medio plazo, con una duración de cuatro años, con la que se pretende mejorar el estatus sanitario de la cabaña afectada. 

Cooperativas Agroalimentarias apuesta por la obligatoriedad de la vacunación pero considera imprescindible que:

  • En lo referente a la aportación de recursos económicos, el Ministerio y las Comunidades Autónomas deben participar económicamente en sufragar los costes de la vacunación. Del mismo modo, la puesta en marcha del plan de vacunación debe aprovechar al máximo las recursos que se disponen a nivel Comunitario para este tipo de actuaciones. 
  • Además, Cooperativas Agro-alimentarias solicita al Ministerio, como coordinador de las políticas sanitarias a nivel del Estado, que asegure que el Plan nacional es homogéneo, tanto en su implantación como en la aportación de recursos, de forma que no aparezcan discrepancias entre las Comunidades Autónomas que den lugar a agravios comparativos entre los ganaderos socios y cooperativas.
  • Junto a estas medidas parece básico que Bruselas ponga en marcha un Plan suficientemente financiado que permita crear cinturones sanitarios que eviten la entrada de estas enfermedades.  En el caso de la Lengua Azul, se hace evidente crear un cinturón de seguridad en las comarcas y provincias más meridionales de nuestra Península, por las que se produce la reentrada de forma cíclica de esta enfermedad.
  • Debido a la estructura del sector, en muchos casos, la administración de la vacuna supone un coste de manejo elevado para el ganadero. Por este motivo, solicitamos al Ministerio que tome las medidas que estén a su alcance para poner en el mercado una vacuna polivalente de los serotipos 1 y 4 que facilite el manejo y reduzca las intervenciones de los veterinarios para su administración.

Sección: