La protección del medio rural frente a las inclemencias climáticas impulsa el aseguramiento agrario a niveles récord

La contratación de seguros supera los mil millones de euros en 2023

Agronews Castilla y León

11 de enero de 2024

seguros

El sector agrario español ha alcanzado un logro sin precedentes al registrar un aumento del 16% en la contratación de seguros agrarios durante el año 2023, superando la marca de los mil millones de euros por primera vez, según los datos recopilados por Agroseguro hasta el 31 de diciembre de 2023. Este hito histórico refleja la creciente conciencia de los agricultores y ganaderos sobre la importancia de proteger sus cultivos y ganado ante las adversidades climáticas.

El capital asegurado por el seguro agrario también ha alcanzado cifras récord por noveno año consecutivo, con un crecimiento del 3%, ascendiendo a la asombrosa cifra de 16.918 millones de euros. Este incremento se atribuye principalmente al aumento de la contratación en las principales producciones agrícolas y ganaderas en España. Destacan los incrementos en la contratación de seguros para hortalizas (+12%), frutales (+9%), cítricos (+3%), uva de vino (+3%), y seguros pecuarios en general (+6%).

Además, otras líneas de seguro, como las que cubren producciones industriales textiles y no textiles, cereza, frutos secos, cultivos tropicales, forrajeros, uva de mesa, fresón y frutos rojos, planta viva o producciones forestales, también han experimentado un aumento significativo en la contratación durante el último año.

A pesar de estos éxitos, la contratación en la principal línea por capital asegurado, los cultivos herbáceos, ha experimentado una disminución interanual debido a la falta de precipitaciones en 2023. La menor expectativa de producción derivada de la sequía llevó a una escasa contratación de los módulos primaverales. Sin embargo, las perspectivas para la campaña 2024 son alentadoras, con un claro ascenso en el aseguramiento. Las pólizas contratadas durante el otoño, que incluyen la cobertura más completa, como la sequía, han superado los 3,2 millones de hectáreas (+12%), y el capital asegurado para la próxima campaña ha crecido un 3%, superando los 1.900 millones de euros.

En total, las pólizas suscritas durante 2023 cubren un área impresionante de 6 millones de hectáreas y una producción de 36,9 millones de toneladas. Además, el número de animales asegurados ha alcanzado la cifra de 416 millones, reflejando la diversidad y la amplitud de la cobertura del seguro agrario en España.

seguros

El aumento significativo en la contratación de seguros agrarios se atribuye a la creciente necesidad del medio rural de protegerse contra los efectos adversos de la realidad climática actual. La combinación de fuertes episodios de sequía, olas de calor, frentes tormentosos de pedrisco, viento y lluvia, así como la presencia de graves heladas, ha creado riesgos impredecibles y cada vez más frecuentes. El director general de Agroseguro, Sergio de Andrés, destaca que «el campo español estará en 2024 más asegurado que nunca en su historia».

Asimismo, De Andrés subraya la confianza de los agricultores y ganaderos en la eficacia del sistema español de Seguros Agrarios Combinados y en la gestión de Agroseguro. En el año 2023, considerado como el año de mayor siniestralidad en la historia del seguro agrario, Agroseguro ha demostrado su capacidad para hacer frente a estos desafíos. Aunque aún falta cerrar y evaluar los siniestros de las últimas semanas del año, se estima que las indemnizaciones superarán los 1.200 millones de euros en 2023, un aumento significativo del 50% en comparación con el año anterior.

En resumen, el sector agrario español ha demostrado su resiliencia y capacidad para adaptarse a los desafíos climáticos mediante la creciente adopción de seguros agrarios. Este récord en la contratación refleja la importancia crítica de contar con medidas de protección adecuadas para garantizar la estabilidad y la sostenibilidad de la agricultura y la ganadería en España.

Impacto económico y social de la contratación de seguros 

El crecimiento sin precedentes en la contratación de seguros agrarios no solo tiene implicaciones económicas, sino también sociales. El sector agrario desempeña un papel vital en la economía española y en la vida de las comunidades rurales. La protección contra los riesgos climáticos asegura la estabilidad financiera de los agricultores y ganaderos, contribuyendo directamente a la seguridad alimentaria y a la preservación de empleos en el medio rural. Este aumento en la contratación no solo refleja la respuesta efectiva a los desafíos climáticos, sino también la comprensión de la interdependencia entre la salud del sector agrario y el bienestar general de la sociedad.

La creciente demanda de seguros agrarios también ha impulsado la innovación y el uso de tecnologías avanzadas en la gestión de riesgos agrícolas. Las herramientas de teledetección, el análisis de datos meteorológicos en tiempo real y la implementación de modelos predictivos están siendo cada vez más utilizados para evaluar y anticipar los riesgos climáticos. Esta combinación de tecnología y seguros no solo mejora la eficiencia en la gestión de siniestros, sino que también permite una mayor precisión en la determinación de las tarifas de seguro, adaptándose mejor a las necesidades específicas de cada agricultor.seguros

Con el inicio del año 2024, el panorama para el seguro agrario en España parece prometedor. La fuerte respuesta durante el otoño para la campaña 2024, con un aumento del 12% en las hectáreas aseguradas, señala la confianza renovada de los agricultores en la efectividad del sistema. A medida que la conciencia sobre los riesgos climáticos sigue creciendo, es probable que la contratación de seguros agrarios continúe su tendencia al alza. Esto no solo fortalecerá la resiliencia del sector agrario, sino que también contribuirá a la sostenibilidad a largo plazo de la agricultura española.

Aunque el sector agrario ha logrado avances significativos en la gestión de riesgos, aún existen desafíos por abordar. La variabilidad climática, la aparición de nuevos patógenos y la presión constante sobre los recursos naturales plantean retos continuos. La colaboración entre el sector público y privado, junto con la investigación y desarrollo en nuevas tecnologías, será esencial para enfrentar estos desafíos. Además, la educación y concienciación continua sobre la importancia de la protección mediante seguros agrarios serán clave para garantizar una adopción generalizada y efectiva en el medio rural.

El éxito del sistema español de Seguros Agrarios Combinados y el aumento en la contratación de seguros podrían servir como un ejemplo inspirador para otros sectores enfrentados a riesgos crecientes. La adaptación proactiva a los desafíos climáticos, la inversión en tecnologías innovadoras y la colaboración efectiva entre los actores de la industria son lecciones valiosas que podrían aplicarse en diversos contextos. En última instancia, el hito alcanzado por el sector agrario español destaca la importancia estratégica de la gestión de riesgos y la planificación a largo plazo para garantizar la sostenibilidad de las actividades económicas en un mundo cada vez más volátil.



Share This