Agronews Castilla y León

 

  • Está formado por los catedráticos Antonio Arenas, Lucas Domínguez, José María Eiros, Christian Gortázar y Elías Rodríguez Ferri, todos ellos con amplia trayectoria en investigación​
  • En función de las circunstancias, podrán incorporarse más adelante otros especialistas de reconocido prestigio

El grupo de seguimiento del COVID-19 formado por la Organización Colegial Veterinaria-OCV, con el fin de asesorar sobre la evolución de la pandemia y la relación con el virus de personas y animales, ha quedado constituido hoy en un primer encuentro por videoconferencia, en el que han participado el presidente, Luis Alberto Calvo Sáez; el secretario general, Rufino Rivero, y el vocal del área de Formación, Gonzalo Moreno del Val, junto a los profesores y especialistas convocados al efecto.

El grupo de trabajo está compuesto por los catedráticos Elías Rodríguez Ferri –Microbiología de Veterinaria-, José María Eiros Bouza –Microbiología de Medicina-, Lucas Domínguez, Antonio Arenas y Christian Gordázar, los tres de Sanidad Animal. Todos ellos poseen una contrastada trayectoria de investigación en microbiología, inmunología, virología, epidemias y enfermedades infecciosas, “con los perfiles adecuados para asesorarnos en períodos tan difíciles como el momento actual, desde el punto de vista sanitario y de salud pública”, ha señalado Calvo.

La Junta Permanente de la OCV ya consideró el pasado año, tras la incidencia de la crisis de la listeriosis, la conveniencia de contar con un grupo de trabajo de esta índole, que preste especial atención a las interrelaciones que pueden existir entre las personas y los animales, especialmente los de compañía. Ahora se constituye este grupo con el COVID-19 como trasfondo, y dentro del principio One Health de salud humana, sanidad animal y protección del medio ambiente.

 

Analizar la evolución de la enfermedad

Este grupo científico asesor no es un grupo cerrado en absoluto, pues se incorporarán personas de reconocido prestigio en cada materia y en cada momento preciso. Tiene previsto analizar de forma continua la evolución de la enfermedad y cómo puede afectar a los animales domésticos, a partir de los casos excepcionales de contagio de personas a mascotas detectados en Hong Kong y Bélgica.

“Hay que tener en cuenta que estamos ante un virus muy reciente, por lo que todavía seguimos estudiando su comportamiento y posibles mutaciones, de manera que los veterinarios debemos mantenernos alerta y no descartar nada”, ha indicado el presidente de la OCV, además de efectuar un llamamiento a la calma a los colegiados ante la preocupación de los dueños de mascota, “ya que de momento no es necesario tomar ninguna medida distinta de las ya recomendadas, relativas a higiene”.

Tags: