Agronews Castilla y León

Condena a los dos cazadores que mataron un lobo Ávila durante una cacería en 2015.

El Juzgado de lo Penal nº 1 de Ávila considera probados los hechos que se denunciaban. Dos varones, uno de ellos sin licencia de armas en aquel momento, participaron en una montería el pasado 29 de noviembre de 2015 en el municipio de Tornadizos (Ávila), desde el puesto número 15 efectuaron disparos contra el menos un ejemplar de lobo ibérico, especie estrictamente protegida en esa provincia, causándole la muerte de manera por tanto ilegal, reconocida por este juzgado.

Se les imputaba un delito contra la fauna y además, a uno de ellos, un delito por tenencia ilícita de armas. Ambas cuestiones han sido claramente demostradas en el juicio, a pesar de la negativa por parte de los acusados y de la “falta de memoria” de los testigos. Existían también pruebas fotográficas del lobo abatido, documentales, genéticas, balísticas y testificales del resto de cazadores participantes en la montería, además de un excelente trabajo de la Guardia Civil de investigación.

Cabe recordar que la Fiscalía de Ávila renunció a ejercer la acusación pública y que gracias a las acusaciones particulares de Ecologistas en Acción, Anadel y Lobo Marley se ha podido llegar a esta sentencia condenatoria ejemplar.

Todas las pruebas e indicios han demostrado los hechos denunciados y, por tanto, el Juzgado de lo Penal nº 1 de Ávila ha condenado a los imputados. Ambas condenas se ajustan a derecho e incluyen la prohibición de cazar durante tres años, indemnización económica y el pago de las costas procesales, y a uno de ellos a seis meses de prisión por tenencia ilícita de armas.

Ecologistas en Acción se felicita por el fallo, la primera sentencia condenatoria por la caza ilegal de un lobo en España. Supone una sentencia histórica para la caza ilegal del lobo. La organización ecologistas espera que sirva de motivación para perseguir este tipo de casos y comience a salir a la luz la grave situación de furtivismo que sufre la especie. Que se suma a la enorme presión que aplica la Junta de Castilla y León con el llamado “control de poblaciones” que ejerce sobre la especie.

A pesar de que la caza ilegal es un problema de primera magnitud para la especie, resulta muy difícil su persecución. Son pocos los casos que se judicializan por la dificultad de recoger pruebas incriminatorias, así como por la escasa atención que se presta a la persecución de este tipo de delitos. Con su actuación en el juicio Ecologistas en Acción quiere dejar palpable la gravedad de dar muerte a una especie protegida como el lobo y que así ayude a prevenir las muertes de lobos en el futuro como medio para recuperar las poblaciones de esta especie amenazada.

Sección: 

Provincias: