José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

 

  • ASAJA y La Alianza UPA – COAG convocan al sector a una manifestación el próximo 23 de septiembre, en Valladolid, denuncian los altos costes de producción a los que tienen que hacer frente

El próximo 23 de septiembre ASAJA y La Alianza UPA – COAG han convocado, bajo el lema “Si el campo no produce, la ciudad no podrá comer”,  una manifestación en Valladolid que partirá a las 11:30 horas de la Delegación del Gobierno en Castilla y León y finalizará ante la sede de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural en la que pretenden denunciar la situación de “tremenda incertidumbre que vive el sector, con una sementera en ciernes, y con unos costes de dirección disparados que superan ampliamente los precios que perciben agricultores y ganaderos”.

Así, lo denunciaba Donaciano Dujo, presidente de ASAJA Castilla y León, “Con el precio del gasóleo multiplicado por 2, el de los abonos por cuatro, el de nitratos y electricidad por seis, con los piensos y forrajes disparados… no podemos producir”, destacando que la sementera actual es la “mayor incertidumbre de la historia. Si la sementera de 150 hectáreas de secano costaba, hace no tanto, 75.000 euros, sin tener en cuenta ni las amortizaciones, las rentas o la mano de obra, en estos momentos esa cuantía supera los 180.000 euros, y eso es inasumible por las economías de agricultores y ganaderos”, aseveraba el líder sindical. “El conjunto de la sociedad muestra su preocupación por el incremento del 14% de los precios de la alimentación pero nosotros estamos viendo como los importes de nuestros costes de producción lo hacen en un 300/400% y encima tenemos que soportar que desde las Administraciones se nos criminalice, se lanzan propuestas descabelladas como topar el coste de los alimentos…”

AYUDAS DIRECTAS

Por su parte, Lorenzo Rivera, máximo responsable de COAG, reclamaba ayudas directas para el sector, “al estilo de las que los sectores ganaderos han tenido tras el inicio de la invasión de Ucrania, que se han abonado con suma agilidad y que han supuesto un alivio para muchos ganaderos”

“Ahora que estamos ante una nueva sementera, tenemos que hacer frente, recalcaba Rivera, a una subida del 40% de los piensos, del 74% del gasóleo, del 334% en la electricidad… baste un ejemplo, para regar 15 hectáreas de alfalfa he tenido que pagar, en la última factura, 8.000 euros…”, denunciando, además, la actitud de presión que mantienen los principales oligopolios de la industria, la distribución o los fabricantes de inputs… que está provocando que en Castilla y León, por ejemplo, hayan cerrado 170 granjas de vacuno de leche y otras 118 de ovino.

TABLA REIVINDICATIVA

Finalmente, Aurelio González, secretario general de UPA Castilla y León, expuso las principales medidas de la tabla reivindicativa que van a trasladar el próximo 23 de septiembre tanto a la Administración Estatal como a la Regional.

“En primero lugar, pedimos, anunciaba González, una Plan de Choque que compense y minimice los costes de producción así como el completo desarrollo y aplicación de la Ley de la Cadena Alimentaria. El sector necesita una ayuda directa por hectárea sembrada o por cabeza de ganado”

“Vamos a reclamar una serie de medidas fiscales que van desde la devolución del Impuesto Especial de Hidrocarburos, exenciones del IBI, cambios y actualizaciones en los distintos sistemas tributarios de módulos o de estimación directa, reducción del IVA de los inputs de agricultores y ganaderos…”. Clave es para los convocantes de la manifestación del próximo 23 de septiembre es la reducción de las tarifas eléctricas, “si se puede topar el precio de los alimentos, ¿se podrá hacer lo mismo con el importe de la luz que usamos en nuestras explotaciones?”, se preguntan.

Otro de los aspectos que recoge la citada tabla reivindicativa hace referencia a la aplicación de la Ley de la Cadena con la publicación de unos costes oficiales de producción que permitan ajustar los contratos a la realidad de los distintos sectores.

“La PAC que entrará en vigor en 2023 nos preocupa sobremanera, afirmaba el secretario general de UPA Castilla y León, ya que no tiene en cuenta la realidad del agricultor y ganaderos que, de verdad, se dedica a esta actividad, primando el abandono”. Y dentro de esas medidas europeas, demandan un control de las importaciones de tal forma que lo que entre en la UE lo hagan con las mismas exigencias que lo que se produce en Europa.

Finalmente, se va a demandar un mayor apoyo, especialmente por parte de la Junta de Castilla y León a los seguros agrarios, así como facilitar la financiación del sector a través de préstamos como los ofertados por SAECA.

Sección: