Agronews Castilla y León

Compromís ha abogado en el Senado por introducir profundos cambios en la reforma de la PAC para que no olvide las realidades en numerosas regiones, donde coexisten agricultores a tiempo parcial o de fin de semana que cubren y cuidan grandes extensiones del territorio y ha reivindicado que la nueva PAC no siga enrevesadas fórmulas para perpetuar derechos históricos y diferencias entre agricultores que cultivan los mismos cultivos. “Una hectárea de territorio es la misma hectárea de territorio en el norte como en el sur o en el este y el oeste. ¿Por qué las diferencias de pago son tan brutales?”, se ha preguntado.
 
El senador ha tildado de “insultante” la moción planteada por el PP “cuando los problemas que arrastra el sector primario vienen en buena parte de los pactos realizados por Miguel Arias Cañete con consejeros de regiones muy favorecidas que arrojaron que los agricultores cobren ayudas diametralmente distintas (y por ello injustas) en una España troceada en 50 regiones, algo inaudito en los otros países de nuestro entorno”.
 
Mulet ha recordado como países como Dinamarca, Irlanda, Países Bajos, Croacia, Luxemburgo, Austria, Eslovenia y Suecia tienen una sola región para el pago básico en todo su país. Dos en Francia, Bélgica y Finlandia y tres en Grecia. Alemania las ha reducido de 13 a una en 2019, mientras que en España hay medio centenar con diferencias abismales entre territorios “un troceado selectivo y por encargo que contradice el espíritu de la PAC que no tiende a la convergencia que pide Europa. La PAC debería tener un sistema de regionalización único para todo el marco europeo para evitar la picaresca de los -en demasiadas ocasiones- agricultores de salón, o de sofá o de campo de golf” y ha recordado como el número de beneficiarios de una zona tan agrícola como Madrid, encontramos más de 3.000 perceptores de la PAC que cobran más de 50.000 euros anuales, aunque sus explotaciones estén en cualquier otro punto del Estado.
El Marqués de Mendoza, la Marquesa de Pardo Figeroa, Alberto Alcocer, la Compañía de Jesús Provincia Canónica de España, Javier Cremades (Panamá papers), Carlos Martínez de Irujo Fitz James o el Duque de Berwick, son algunos de los presuntos agricultores mayores beneficiarios de la PAC.
 
“Entre los nombres figuran mercantiles, fondos de inversión, firmas de rating, duques, empresas con vinculaciones con los papeles de Panamá, marquesas y marqueses. La actual PAC supone una clara distorsión de mercado, genera bajadas de precios que son inasumibles y condenan a la ruina a quienes no viven del dinero europeo”, un sistema perverso que Cañete y también Planas han perpetuado.
 
Esas mercantiles y presuntos profesionales están considerados hoy en día por el Ministerio y Bruselas como agricultores profesionales, “mientras se deja fuera con el modelo de la Unión a miles de pequeños agricultores, que cuidan el territorio, producen alimentos, los llevan a las cooperativas y penalizan al sector primario de autonomías como la valenciana”, ha concluido.