Agronews Castilla y León

La apicultura es una de esas actividades ancestrales que se han mantenido hasta la actualidad en dos claras vertientes: una la puramente lúdica, de puro entretenimiento, frente a otra, profesional que consiste en el cuidado de las abejas para obtener de ellas polen, miel o cera, siendo la venta de estos productos la base de la actividad económica personal.

Sea cual sea la opción elegida lo que es cierto es que tenemos que partir de una abeja reina en torno a la cual se va a desarrollar el resto de la comunidad. Por eso la crianza de las mismas se ha convertido en una actividad interesante en lo económico, aunque conviene recordar que es importante contar con el material necesario para poder llevarla a cabo para lo que es necesario adquirir todos los Accesorios para incubadoras de abejas reinas

 

¿Cómo realizo mi incubadora?

Hay dos elementos claves que debemos tener en cuenta para la construcción de nuestra incubadora de abejas reinas como es la humedad y la temperatura que vamos a tener dentro del receptáculo siendo uno de los elementos indispensables que no pueden faltar el Kit control de humedad para incubadora

Para la construcción de la misma son muchos los autores que hablan de los frigoríficos o congeladores destinados para la conservación de los helados como bases perfectas para esa construcción casera por las condiciones que ofrecen de conservación de temperatura y humedad en el interior del mismo. Lógicamente no podemos olvidar que el calor lo lograremos a través de una fuente que perfectamente puede ser un cableado ya preparado para desarrollar con total seguridad evitando un peligro fundamental como son las quemaduras; por lo que se refiere a la humedad la obtendremos de una forma tan sencilla como puede ser un receptáculo con agua dependiendo su tamaño del propio que tenga la base y a ella no adaptaremos; y finalmente, un ventilado de aire que será clave para lograr que tanto la humedad como la temperatura generada se reparta de una forma uniforme por el habitáculo, evitando disgustos desagradables que pueden afectar a la calidad de nuestras abejas reinas.

Como ya hemos dichos es básico ese control de humedad y temperatura, el primero a través de hidrómetros, existiendo modelos de diferentes capacidades y exactitudes en el mercado por lo que será sencillo encontrar el que se adapte a nuestras necesidades siempre teniendo en cuenta que los valores sobre los que debe oscilar se tienen que situar entre el 64 y el 77%; y algo similar se puede decir de la temperatura con temporizadores que enciendan y apaguen la misma cuando se alcance un valor ideal que podeos situar en el entorno de los 36 grados.

Finalmente, subrayar la importancia de la limpieza de nuestra incubadora para lo que es básico llevar a cabo una labor preventiva pues cuando ya veamos los hongos la solución siempre será más complicada. Así, bastará con hacer una limpieza cada 7/10 días con sprays desinfectante, aprovechando nuestro ventilador para que se extienda de una forma homogénea por toda la caja.

Sección: