Agronews Castilla y León

Tener plantas en casa es siempre una buena idea. No solo desde el punto de vista decorativo, y eso que aportan un toque natural que resulta muy atractivo. También como una manera de introducir más vida en nuestro hogar.

En la web de nilahome.com podrás encontrar una gran selección de productor para colocar tus plantas en casa, los encontraras comparadas según el precio, los materiales, el tamaño, el aspecto que tienen, el mantenimiento, el montaje y el uso.

No hace falta tener un gran jardín para disfrutar de la belleza de las plantas. Grandes o pequeñas, con flores o sin flores, las plantas de interior nos regalan grandes dosis de frescura y una buena inyección de vitalidad. Los ambientes parecen más acogedores, y lo hostil y lo incómodo parecen desaparecer como por arte de magia gracias a su toque verde.

Tener en cuenta la orientación de tu casa antes de hacerte con las especies que quieres cuidar no solo no es una tontería, sino que es algo muy recomendable. Y aunque hemos dicho que las plantas de interior decoran por sí mismas, no son simples objetos ornamentales. Son seres vivos y hemos de procurarles las condiciones de vida más adecuadas para que crezcan sanas, aunque eso nos suponga un esfuerzo y tengamos que aprender a hacerlo.

En este sentido, la orientación de nuestra casa es importante. Para empezar, cada planta necesita una cantidad determinada de horas de luz y, en eso, la orientación tiene mucho que decir. Una casa orientada al sur recibirá mucha más luz que otra orientada al norte, y has de tener esto en cuenta. Si tu casa tiene orientación norte elige plantas resistentes que no necesiten mucha luz solar. Y si está orientada al sur o al oeste recuerda protegerlas en verano.

Las propias características de las distintas estancias que forman tu casa definen qué tipo de planta acogerían con más alegría. Por eso, podemos decir que hay una planta para cada habitación, en función de si se trata de un salón, un pasillo o un dormitorio.

El recibidor es un espacio genial para poner plantas. Es lo primero que ven tus visitantes, por lo que decorarlo con plantas es una manera de transmitir una buena impresión, acogedora y natural. Eso sí, como suele ser un espacio con poca luz, mejor elige especies resistentes como la aspidistra o la sansevieria. O pon una nota tropical con una yuca o una drácena.

Para decorar el salón con plantas tienes un sinfín de posibilidades. Puedes optar por plantas con o sin flores, aunque ten en cuenta que, si florecen, aunque solo sea una vez al año, aportarán un extra de color. Adapta el número de plantas y la variedad al espacio que tengas, eligiendo plantas grandes solo si tu salón es amplio y despejado. Un tronco del Brasil puede ser una buena opción, y también calas, clivias u orquídeas.

 

¿Y qué te parecen las plantas aromáticas para tenerlas en la cocina? Hazte con unas macetas adecuadas y cultiva perejil, tomillo, menta o albahaca. Además de hacer más natural el ambiente, tendrás siempre a mano los mejores condimentos. Colócalas junto a una ventana para que tengan suficiente luz.

No te olvides de poner plantas en el cuarto de baño. Siempre me ha parecido un emplazamiento idóneo para ellas. Opta por especies que soporten la humedad sin problemas, como los helechos o el bambú que, además, pondrá la nota oriental.

Las plantas colgantes no solo pueden ir en maceteros, ¡también en tableros! Sí, esos tableros de metal que utilizas para la zona de trabajo pueden convertirse en tu imprescindible en la cocina o en la terraza para añadir tus plantas aromáticas.

Además según el tipo de planta y donde se encuentren colocadas, pueden estar situadas tanto en el interior de casa o en el exterior, en el jardín, pueden estar colocadas en armarios, baldas, maceteros…

 

Sección: