Comienza, en Córdoba, la recogida de la almendra marcada por la sequía y las altas temperaturas

Agronews Castilla y León

8 de agosto de 2023

d7b85b9d9d7e90ad4a8c61d4149e4dfa

El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, informó del inicio de la cosecha de la almendra, que en principio se preveía que en la provincia de Córdoba se contara con una producción de unas 5.700 toneladas siendo esta cifra igual que la del año pasado en una campaña en la que ha habido un gran número de almendros afectados por la sequía.

Por este motivo y las altas temperaturas, Fernández de Mesa ha explicado que la calidad va a ser mejor en el Valle del Guadalquivir, donde se ha recibido algo de agua y la lluvia registrada en mayo y junio va a facilitar que la piel se separe mejor de la cáscara. Sin embargo, los calibres no van a ser altos y la producción es más baja del aforo que se ha hecho. Ahora, afirma el presidente de Asaja Córdoba, “la almendra necesita agua para terminar su proceso de maduración de la mejor forma posible, agua que, por otra parte, es escasa y difícil de conseguir”.

En cuanto a la superficie de plantaciones, ha aumentado en toda Andalucía, registrándose en la provincia 836 hectáreas más, 268 hectáreas de secano y 568 hectáreas de riego.

A nivel andaluz, se han registrado 6.232 hectáreas nuevas de las cuales 2.671 hectáreas son de regadío y 3.561 de secano con una previsión de producción de 33.135 toneladas.

Por su parte, en el país se estima en 120.633 toneladas la producción de almendra grano para la campaña 2023, tras la caída récord de la pasada campaña debido a las inclemencias meteorológicas en las zonas de producción. La estimación se sitúa un 49% por encima de la media de los últimos tres años, en los que se ha aplicado una nueva metodología de cálculo.

Este año la superficie productiva es de 538.353 hectáreas, lo que supone un incremento del 3,1% respecto al pasado año. Este aumento se debe a la entrada en producción de más de 16.000 hectáreas, principalmente de regadío en las regiones de Extremadura, Castilla-La Mancha y Andalucía, que han amortiguado en parte el impacto negativo de los actuales episodios climatológicos adversos y el largo periodo de sequía que están padeciendo las principales zonas productoras, con especial incidencia en las plantaciones de secano que han visto reducidas sus producciones,  y que mantiene cierta incertidumbre sobre la cosecha final que se puede registrar. La superficie de producción ecológica supera las 100.000 hectáreas, lo que supone casi el 20 % de la superficie total.



Share This