Agronews Castilla y León

 

  • La organización agraria califica de “desmesurado” ese ascenso

  • La resolución por la que se hace pública la decisión favorable a la modificación propuesta por el Consejo Regulador el pasado 30 de marzo de 2020 ha sido publicada en el BOCyL en fecha 25 de Noviembre

COAG Zamora se ha mostrado muy crítica por la aprobación del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León de las modificaciones del pliego de condiciones de la Denominación de Origen Protegida Toro. Especialmente, han calificado, en un comunicado de prensa, como “desmesurado” el incremento el 25% del rendimiento en las parcelas de variedad “tinto de Toro” ya que autoriza pasar de los 6.000 kilos actuales a los 7.500.

Los datos que se presentaron en la declaración de oposición, aseguran desde la organización agraria, no avalarían una declaración favorable como la dada por la Junta de CyL a través del ITACyL, pues el histórico ofrece un rendimiento medio inferior al 60% de los 6.000 kg/ha actualmente establecidos, el 40% de la producción de uva tinta no va amparada por contraetiquetas, y porque el  incremento pretendido iría en detrimento de la calidad del vino, generando caídas de precios y excedentes sin salida comercial.

El pasado 23 de abril se publicó en el BOE la solicitud de modificación normal del Pliego de Condiciones de la DOP “Toro” presentada por el Consejo Regulador el pasado 30 de marzo de 2020, entre cuyas propuestas, y de forma principal, se encuentra la de incrementar un 25% el rendimiento máximo por hectárea para la variedad Tinta de Toro, al pasar de los 6.000 kg/ha actuales, a los 7.500 Kg/ha propuestos. Dicha decisión de modificación fue adoptada en el seno del Consejo Regulador con la oposición de los vocales del sector productor en representación de COAG.

Al amparo de lo regulado en el Real Decreto 1335/2011, COAG – Zamora presentó ante el ITACyL declaración de oposición en fecha 12/06/2020 contra la mencionada solicitud de modificación del Pliego de Condiciones de la D.O.P. en lo referido al incremento de los rendimientos máximos por hectárea de la variedad Tinta de Toro, por entender no hay razones productivas, ni de mercado que la avalen.

Sin embargo, el pasado 25 de noviembre de 2020, mediante resolución del Director General del ITACyL, se hace pública por parte de la Junta de Castilla y León la decisión favorable a la modificación propuesta por el Consejo, en toda su extensión, sin que se hayan considerado los argumentos en contra de nuestra Organización, y sin habernos dado traslado, en plazo, de la desestimación motivada, es decir, de forma previa a la resolución favorable, como así es preceptivo.

Desde COAG consideran que la propuesta de modificación que realizó el Consejo carece de un riguroso estudio técnico justificativo y de mercado, y no se analizan ni la situación de partida, ni las consecuencias que de esta propuesta se deriva, no sólo para el sector elaborador, sino también para el productor, con más de 1.000 viticultores inscritos. No se justifica la necesidad o idoneidad del incremento, ni en lo referido a la calidad del producto, ni en las consecuencias sobre mercado, etc. Estudios al respecto existen que justifican que un incremento en la producción va en detrimento de la calidad, y así lo avala el hecho de que la uva que se comercializa fuera de la D.O.P. procede de viñedos de mayor rendimiento debido a su menor calidad. Por otra parte, el incremento del 25% para nada debe considerarse como “moderado” como se desprende de la motivación que nos ha trasladado el ITACyL en la mañana de hoy miércoles.

COAG – Zamora estima que esta modificación obedece a los intereses particulares de determinadas bodegas, productoras también de uva, principalmente en espaldera, pues mucho de los datos no avalan dicha solicitud. Así, el volumen medio de producción de uva de la variedad tinta de Toro se sitúa en aproximadamente 18,5 MM de Kgs/campaña vendimia, para una superficie media de 5.150 hectáreas, por lo que la media de rendimiento se sitúa en los 3.600 kg/ha. Tampoco justifica dicha solicitud de incremento el dato de que el 40% de la producción de uva en la D.O.P. no va amparada por contraetiquetas, aproximadamente 8 MM kg de los 20 MM de producción histórica media. Por otra parte, el incremento aprobado no va a suponer un incremento en la rentabilidad de los viticultores, sino posiblemente lo contrario. Un exceso en la oferta de uva, arrastrará a una disminución del precio percibido por el viticultor, incluso generará excedentes sin salida comercial alguna.

Tags: 

Provincias: