Agronews Castilla y León

 

  • De un día para otro se ha perdido casi el 100% de la cosecha de almendra en algunas zonas de Jaén, Granada y Almería
  • Las temperaturas por debajo de 1 grado de finales de marzo en las provincias orientales de Andalucía se produjeron en un momento clave para el crecimiento de los frutos del almendro

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos –COAG- de Andalucía demanda a la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía la creación de una línea de ayudas específicas para los agricultores que han perdido casi el 100% de la cosecha de almendra como consecuencia de las heladas extraordinarias de finales de marzo, especialmente localizadas en las provincias de Jaén, Granada y Almería.

De un día para otro, el fin de semana del 20 y 21 de marzo, coincidiendo justamente con la entrada de la primavera, los termómetros bajaron súbitamente hasta 10 grados, especialmente durante la noche y la madrugada, en algunas zonas de interior de Andalucía oriental. Todo ello fue debido a una invasión progresiva de aire frío con vientos del norte, junto a la formación de una borrasca mediterránea.

Como consecuencia de estas bajas temperaturas, y ante la ausencia de las precipitaciones, se produjeron importantes heladas, atípicas para la fecha, que han supuesto un grave perjuicio para un cultivo como el almendro, que se encontraba en estos momentos en una fase clave, por lo que además de fuera de lo común, la helada de este pasado fin de semana ha sido sumamente inoportuna.

Tanto es así que hay explotaciones de almendro que han perdido hasta el 100% de su cosecha, como ha ocurrido en la zona baja de la Vega de Jaén, mientras que las pérdidas en los almendros tradicionales de la Sierra de Cazorla, Sierra Sur y Sierra Mágina, también son notables.

Prácticamente lo mismo ha sucedido en la comarca de Los Vélez y Alto de Almanzora de Almería y en la zona de Huéscar y Baza de Granada, donde el cultivo ha sufrido temperaturas extremas en una época muy inusual del año, justo cuando el fruto comienza a cuajar y se encuentra en su estado más susceptible.

Desde COAG Andalucía se pide a los agricultores afectados que no lo hayan hecho aún, que se dirijan a su oficina de COAG más cercana para informar de los daños y que éstos se puedan presentar en las Oficinas Comarcales Agrarias –OCAs-.

Asimismo, esta organización insta a la Consejería de Agricultura a que haga una evaluación de los daños y ponga en marcha un paquete de ayudas ante las importantes pérdidas de los productores de almendra afectados, un cultivo que toma cada vez más fuerza en Andalucía, que requiere en el caso del almendro de regadío una importante inversión, por lo que las pérdidas suponen un varapalo brutal para los productores, entre los que se encuentran muchos jóvenes, y que además supone un impulso socioeconómico para muchas zonas rurales de la citada egión.

Sección: