Agronews Castilla y León

El Ayuntamiento de Noviercas, municipio soriano de 156 habitantes, ha decidido modificar su normativa para “hacer posible la implantación de explotaciones agrícolas y ganaderas con dimensión suficiente”, dice en sus textos. Y tal decisión, le viene de perlas a la empresa Valle de Odieca S.C.L que pretende instalar allí una explotación de vacuno de leche con capacidad para 18.500 vacas adultas en producción y su correspondiente recría, con una producción de leche de 200.000 toneladas anuales, para lo que ocupará una superficie de 154 hectáreas y otras  230 para la obtención de forrajes y pastos. La explotación será equivalente en tamaño (UGM) a una de las mayores granjas del mundo, en este caso porcina, que se está construyendo en China y que albergará a 84.000 animales.

De esta manera, el Ayuntamiento de Noviercas entierra su calificación de entidad respetuosa con el medio ambiente para fabricar un lecho legal adecuado donde acunar a la enorme explotación, en aras de un supuesto impulso a la generación de empleo en la zona, desmesurada y sospechosamente optimista. Según COAG CASTILLA Y LEÓN, el impacto de la vasta vaquería será justamente el contrario, hundir los precios de la leche dada su elevada producción, hasta expulsar del mercado lácteo a 432 explotaciones ganaderas familiares de la región, un tercio de las explotaciones de Castilla y León cuya secuela será una pérdida de 726 puestos de trabajo directos en el medio rural. Y por ende, más despoblación.

COAG CASTILLA Y LEÓN ha presentado un documento de alegaciones a la modificación de las Normas Urbanísticas Municipales de Noviercas, ante la avalancha de cambios que prevé el consistorio. Por ejemplo, prevé permitir la apertura de nuevos pozos públicos o privados;  elimina el párrafo en el que se prohíben los usos que tengan un riesgo alto de transformación del territorio o de implantación de instalaciones y edificaciones fuertemente discordantes con el entorno tradicional; modifica la normativa para ampliar los materiales utilizados en la construcción de naves, la determinación de la pendiente admisible en cubiertas o la posibilidad de apertura de nuevos caminos; modifica otra norma relativa a las edificaciones agropecuarias, para ampliar los parámetros de ocupación máxima de parcela, del 4 % al 20 % sin limitación de metros  por cuerpo de edificación y cambia usos de interés público en relación con las condiciones particulares de parcela mínima, retranqueos, edificación y ocupación máxima de aplicación a pequeños almacenes y talleres.

En su escrito de alegaciones COAG CASTILLA Y LEÓN concluye que con estas modificaciones el modelo territorial que previeron las normas urbanísticas de Noviercas se ve sustancialmente modificado, se podrían autorizar usos del suelo susceptibles de producir una gran transformación del territorio y la implantación de edificaciones fuertemente discordantes con el entorno tradicional, incluso aquellas susceptibles de poner en peligro el uso racional y sostenible de los recursos naturales.

Además, COAG cree que la modificación es contraria al modelo territorial definido en las directrices esenciales de ordenación del territorio de Castilla y León establecidas por la Ley 3/2008. Y además, falta el informe favorable de Confederación Hidrográfica del Duero sobre la existencia y disponibilidad de los recursos suficientes para satisfacer la demanda hídrica de la vaquería. También falta el informe ambiental estratégico de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente que determine si las modificaciones puntuales de las normas urbanísticas tienen efectos significativos sobre el medio ambiente.

Por otra parte, no se justifica el interés público de la modificación, en opinión de COAG, pues la optimista previsión de fijar población en la villa de 150 empleos directos y 100 indirectos es muy cuestionable pues existen otros núcleos urbanos dotados de mejores servicios en las proximidades, por ejemplo Soria. Y asimismo lo es la idea de que se incrementará la demanda de forrajes: simplemente los agricultores venderán sus productos a la vaquería en lugar de hacerlo a los almacenistas.

Y sin embargo, la macrogranja será una estocada en el corazón del sector lácteo familiar de Castilla y León. Según datos de producción y empleo del Boletín ECREA, COAG calcula que la entrada en producción del proyecto destruirá 726 puestos de trabajo en las granjas vacunas y expulsará del mercado a 432 explotaciones ganaderas. Pues el sector, se halla ya en situación crítica por los bajos precios de la leche agravada por las prácticas ilegales de pacto de precios por parte de las grandes empresas compradoras (AELGA, Calidad Pascual, CELEGA, CAPSA, Danone, GIL, Lactalis Iberia, Nestlé España, Puleva, Schreiber Food España) que han ocasionado pérdidas millonarias a las granjas familiares.

Además, la reducción de tamaño de las explotaciones lácteas en toda Europa es una constante. Ya no hay Estados con una media superior a 150 vacas por explotación. Y los intentos de montar grandes proyectos han sido descartados por motivos medioambientales. Así sucedió con un proyecto de 8.000 vacas en Reino Unido y recientemente, con otro de 1.000 vacas en Francia. Ambos, sin embargo, curiosamente muy inferiores al emporio de Noviercas.

Tags: 

Sección: