Agronews Castilla y León

El Real Decreto Ley 13/2020 establece una serie de medidas urgentes en materia de empleo agrario, entre las que cabe destacar la compatibilidad de de las retribuciones obtenidas en la actividad laboral agraria con el subsidio y prestaciones por desempleo y/o con cualquier otro tipo de ayuda social. Y todo ello a fin de intentar dotar de disponibilidad de mano de obra adaptada a las necesidades de los agricultores y ganaderos, y así garantizar el aprovisionamiento de alimentos y bebidas en el mercado,

Al amparo de la Disposición adicional primera de dicho R.D.L. se constituyó el pasado viernes, 24 de abril, en la Subdelegación de Gobierno de Zamora, la Comisión Provincial de Seguimiento, entre cuyas funciones está el análisis de aquellas campañas agrarias actuales y futuras en la provincia, el número de trabajadores potenciales que se requieren, así como la cualificación y peculiaridades propias de dicho personal para el mejor desarrollo de las campañas.

En el transcurso de la reunión, el Presidente de COAG – Zamora expuso las particularidades propias de las campañas que nos preocupan especialmente en estos momentos, una de ellas la del esquileo en ovino, y la otra, que comenzarán a corto plazo, la recolección y acondicionamiento del ajo para industria.

 

Respecto a la campaña de esquileo en ovino:

La labor de esquileo la vienen desarrollando en años anteriores trabajadores procedentes principalmente de Uruguay, Polonia, pero también, pero en menor medida, algunos de Ucrania, Eslovaquia o Rumanía, que se organizan para el trabajo en cuadrillas. Dadas las circunstancias de alarma sanitaria, estos trabajadores no están en esta campaña en territorio nacional. En la realización de estas actividades, dada sus peculiares características y grado de especialización, no se encuentra mano de obra nacional. En la provincia de Zamora se requieren al menos 35/40 esquiladores para atender la demanda de las 1.700 explotaciones ganaderas de ovino potenciales.

El no permitir la entrada de estos trabajadores, supondrá, afirman desde COAG, que no podrá realizarse esquileo, con el consiguiente riesgo sanitario para las granjas, pues dinamita todas las medidas de bienestar animal y provoca una considerable caída productiva, máxime en un sector ya afectado por las pérdidas en venta por el cierre del canal HORECA. La cabaña ovina necesita imperiosamente un esquileo, y en ocasiones dos al año para garantizarse su sanidad. La lana es un nido de gérmenes que puede infectar toda la granja. Además, la capacidad productiva de un animal merma considerablemente en condiciones de precaria sanidad (el animal contrae enfermedades como sarna y roña) y las medidas de bienestar animal son de imposible cumplimiento sin que el animal esté pelado y aseado.

 

Respecto a la campaña de recolección y preparación de ajo para industria:

Se necesitan en la provincia de Zamora en torno a 120 trabajadores para atender la producción de ajo para industria de unas 250/270 hectáreas, situadas principalmente en la Comarca de Duero –Bao, y más concretamente en La Guareña. Estas actividades de recolección y corta de tallo y raíz la vienen desarrollando en campañas anteriores trabajadores procedentes de Rumanía, que se organizan en cuadrillas. Dadas las circunstancias de alarma sanitaria, estos trabajadores no están en esta campaña en territorio nacional.

Estos trabajadores están acostumbrados a realizar diversas campañas agrarias en distintos territorios, y es la mano de obra ideal en el desarrollo de dicha actividad. Además, estos mismos trabajadores, una vez finalizada la campaña del ajo, continúan en territorio nacional, prestando sus servicios en otras campañas agrarias posteriores,  como pueden ser la de patatas que comienza en nuestra provincia a partir de mediados/finales de julio -, o la de cebollas y vendimia, que comienzan en septiembre y octubre -, y/u otras.

La realización de estas labores agrarias, dada sus peculiares características, no viene siendo desarrollados por trabajadores nacionales. En base a experiencias de campañas anteriores, no se encuentra mano de obra nacional, pues al día siguiente de prestar su trabajo, normalmente lo abandonan.

El no poder contar con esta mano de obra supondrá la pérdida de la producción de ajo para industria en su integridad, pues no se encuentra mano de obra en su sustitución, y así la pérdida de un potencial de valor de producción de 3,5 MM de euros en nuestra economía provincial. Debe tenerse en cuenta que los costes de producción del ajo son elevados, y que los agricultores ya han invertido en dicha producción una media de 7.000 €/ha, previo a los costes salariales y otros, costes que no pueden recuperar y que supondrá tal nivel de pérdidas que les lleve a la quiebra económica.

Es por todo ello que desde COAG – Zamora se solicitó en el transcurso de la reunión, que se permita la entrada de trabajadores de otros países, siempre con las suficientes garantías de salud pública y sanitarias en el desarrollo del trabajo, para la atención a corto plazo de estas dos compañas, pues de otra forma serán enormes los perjuicios sanitarios y económicos en este tipo de explotaciones agrarias

Tags: 

Sección: 

Provincias: