Agronews Castilla y León

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, señaló hoy que las políticas relacionadas con el rejuvenecimiento del sector agrario y la despoblación son dos grandes cuestiones cuya regulación corresponde a la Unión Europea. "Son políticas de la EU, que tienen que ser apoyadas por la más alta Administración y continuadas por las políticas nacionales y regionales", precisó.

Aunque reconoció que le hubiera gustado que la nueva PAC fuera más "intensa" en ambas cuestiones, se mostró "razonablemente conforme con la ficha financiera" conseguida y recordó que el recorte podría haber sido del 30 por ciento y, si embargo, ahora hay un "tiempo de estabilidad hasta 2020". También apuntó que a pesar de que no se ha conseguido el reconocimiento de agricultor activo que había acordado la Comunidad, se ha avanzado. "Tuvimos que pelear para hacer entender que si queríamos apostar por el relevo generacional había que defender por esa definición", insistió.

De hecho, subrayó -como alguno de los logros alcanzado al vincular la ayudas a la actividad profesional- que ya se han recibido 14.000 solicitudes de cesión de derechos, el doble de las que se presentaban habitualmente, lo que supone que l2as personas mayores se retiran y dejan paso a los jóvenes". Además, 5.000 perceptores de la PAC podrán dejar de cobrar ayudas si no tienen ganadería. Dos cuestiones que "son buenas noticias" para el futuro del sector.

Clemente, que participó en el foro 'PAC un futuro agrario para Castilla y León', organizado por El Mundo-Diario de Castilla y León, explicó que Castilla y León tiene mucho qué decir para "definir" lo que quiere el sector y entre todos lo agentes implicado trabajar para perfilar "el mejor paquete de medidas económicas". Y defendió que hay que utilizar todas las herramientas posibles para el futuro de los sectores más importantes y conseguir alcanzar la máxima cuota de desarrollo.

La titular de Agricultura y Ganadería mantuvo que se trata de un sector que tiene todas las posibilidades de crecer para "dignificar" a los profesionales y que se sientan orgullosos y bien remunerados por su trabajo.

La consejera puso de relieve el trabajo llevado a cabo desde la Consejería para defender los intereses de los agricultores y ganaderos de Castilla y León independientemente del color del Gobierno central.

Por otra parte, hizo hincapié en la apuesta del Gobierno regional por el sector como lo demuestra el plan de apoyo a la industria agroalimentaria anunciado el pasado viernes y que supone un respaldo al empleo. En este punto, resaltó que en la última década se han creado 6.000 puestos de trabajo en la Comunidad, en plena crisis económica, mientras que en España se destruía empleo, una circunstancias que calificó de "extraordinaria" y que supone un "éxito de Castilla y León".

Agricultura familiar

En el foro también participaron los máximos responsables regional de UPA-COAG, ASAJA y UCCL, quienes subrayaron los principales logros y carencias de la PAC. En concreto, el coordinador regional de UCCL, Jesús Manuel González Palacín, señaló como uno de los principales retos de futuro el aumentó de la población para lo que defendió un modelo de agricultura familiar para alimentar a la población mundial, al tiempo que manifestó que no  hay ningún sector de actividad que pierda tanta población activa, al caer hasta los 42.000 agricultores a título principal, frente a los 65.000 de el año 2000.

Palacín también señaló como otro gran reto de futuro conseguir la rentabilidad a través de la estabilidad de precios, en la que la Administración tiene un papel fundamental, ya que de lo contrario los productores estarán "a merced de la especulación". Además, apreció que la nueva PAC "encorseta" a los profesionales y deja poco margen de maniobra "con una ayudas  mal repartidas"

Por su parte, el presidente de ASAJA Castilla y León, Donaciano Dujo, recordó que la UE nació para potenciar a los agricultores y ganaderos. "Somos alumnos aventajados porque creemos en la Unión Europea, cuyos pagos son seguros", matizó en referencia a los pagos pendientes por parte del Gobierno central del Plan de Desarrollo Rural. No obstante, reclamó una mayor potenciación del sector en políticas y presupuestos. "El campo de Castilla y León está modernizado", alabó.

En cuanto al Plan de Desarrollo Rural, abogó por una mejora y sostuvo que va a servir para ayudar a sectores que necesitan una inversión adicional. Asimismo, volvió a denunciar la falta de cobro de los últimos tres años por parte del Ministerio.

Sobre la incorporación de jóvenes al campo, se mostró optimista al considerar que si se mantiene la tónica actual el relevo está garantizado y confirmó que "se ha acabado el café para todos" y avaló que para que se reciban ayudas deben cumplirse los compromisos y que sirvan para producir y crear empleo.

Modelo social

Finalmente, el coordinador de La Alianza UPA-COAG, Julio López, valoró algunas dificultades que plantea la nueva PAC y abogó una vez más por un modelo social agraria que fomente el mantenimiento de vida en el campo, que pasa por tener a los agricultores pegados a la tierra los 365 días del año y eso, dijo, exige "esfuerzos en sanidad, servicios e infraestructuras" para garantizar unos mínimos para poder vivir y desempeñar su trabajo.

En este sentido, reiteró la importancia que tiene para UPA y COAG la defensa de la definición de agricultor activo y la incorporación de los jóvenes al campo. Por eso, denunció que las ayudas no llegan a tiempo y el emprendedor tiene que hacer frente a fuertes inversiones. "Que un agricultor incorporado, no sea un agricultor hipotecado", concluyó. Y pidió que se hayan las políticas necesarias para poder invertir la pirámide de población en el campo para asegurar su futuro. 

Alicia Morago - Agronews

Sección: