Agronews Castilla y León

 

  • “Centramos el debate y el presupuesto en las ayudas directas, pero es el desarrollo rural o segundo pilar de la PAC el que genera mayor apuesta de futuro en las explotaciones agrarias españolas y europeas"

En un encuentro con la Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía (ARA), la eurodiputada socialista Clara Aguilera, miembro de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural en la Eurocámara, ha subrayado la importancia de invertir más recursos en el segundo pilar de la Política Agrícola Común (PAC): la política de desarrollo rural. "España es de los países que viene apostando desde siempre más por las ayudas directas al sector dentro del llamado primer pilar de la PAC, habiendo una gran diferencia en el presupuesto del desarrollo rural o segundo pilar con respecto al primero", señala Aguilera. Por eso, apunta, sería conveniente “hacer en el futuro un traspaso de fondos del primer al segundo pilar, puesto que este último es fundamental para atraer mayor inversión en innovación, en modernización de explotaciones o regadíos, y más recursos para el relevo generacional y la incorporación de jóvenes a la actividad agraria y así abordar mejor el futuro de la ganadería y la agricultura de España”.

 
El debate y aprobación de la reforma de la PAC en el Parlamento Europeo está previsto para el 23 de noviembre. La partida que le corresponde a España para políticas de desarrollo rural en los años 2023 al 2027, cuando entre en vigor, asciende a 5.401 millones de euros, a lo que habría que añadir otros 1.087 millones de euros por parte del Estado y la cofinanciación de las comunidades autónomas. Por primera vez, apunta la eurodiputada, “irán encajadas en una planificación nacional y no habrá los programas de desarrollo regional que hasta ahora tenían las CCAA”.
 
A partir de que se apruebe la nueva PAC, 2021-2022 será un periodo transitorio. “Las políticas de desarrollo rural han sido prorrogadas estos dos años, durante los que contarán con un presupuesto extraordinario de 2.400 millones de euros, a los que hay que unir los fondos del FEADER del Next Generation EU”, subraya Aguilera. De estos fondos, indica, a España le corresponden 717’6 millones.

Según la eurodiputada, los planes estratégicos deberán presentarse por parte de los Estados miembros antes del 31 de diciembre de 2021. “En el caso de España, ya se están cerrando los últimos flecos y en diciembre de 2021 se presentará el plan estratégico nacional a la Comisión Europea”. Asimismo, remarca que el Ministerio de Agricultura ya está cerrando con las CCAA los objetivos obligatorios dentro de este segundo pilar y su posterior desarrollo por los gobiernos autonómicos. “Las comunidades podrán ir a más allá dentro de ciertos criterios mínimos establecidos en el plan estratégico nacional y su interlocución será con el Estado, no con la Comisión Europea como había sido hasta ahora”. En este sentido, ha destacado "el importante y gran trabajo que está haciendo el Ministerio en llevar a cabo el desarrollo de estas políticas”, ha resaltado la eurodiputada.
 
Aguilera también se ha referido a los programas LEADER,  “iniciativas con más de treinta años de experiencia en Europa y que vienen desarrollando los Grupos de Acción Local en las zonas rurales españolas y, en mi opinión, con gran éxito". Aunque hay algunos Gobiernos autonómicos no creen demasiado en este modelo, asegura, "para mí son herramienta fundamental en el territorio que favorece el dialogo y la vertebración en las zonas rurales". Para el nuevo periodo, estos grupos seguirán con un apoyo similar al actual y con las competencias que cada comunidad determine, ya que serán los Gobiernos autonómicos los que seguirán gestionando el programa Leader, como hasta ahora”, ha dicho. “Sería interesante también, un enfoque común y multifondo en las estrategias a desarrollar por los grupos de desarrollo rural y los grupos de desarrollo pesquero en aquellos territorios en los que coinciden, y así valorizar mejor las ayudas del FEADER y del FEMPA que correspondan.”, opina Aguilera.