Agronews Castilla y León

 

  • Jordi Cañas presenta enmiendas a esta estrategia tras reunirse con organizaciones y empresas del país y plantea que los productos D.O. queden fuera del futuro etiquetado europeo armonizado, para evitar confusiones

El eurodiputado de Ciudadanos Jordi Cañas ha exigido al Gobierno que se involucre en el desarrollo de la estrategia europea ‘De la granja a la mesa’ y que España ejerza su liderazgo en la UE, para defender los intereses de productos como el aceite de oliva y de todo el sector agroalimentario nacional. 

Esta estrategia plantea una reforma de toda la cadena alimentaria desde la producción hasta el consumidor, para lograr un sistema más equitativo con los productores, que cuide el medio ambiente e informe mejor al comprador en el etiquetado. Ante las transformaciones que plantea, Jordi Cañas ha mantenido reuniones con organizaciones y empresas representativas de toda la cadena alimentaria española de provincias como Burgos, León, Barcelona, Logroño y Zamora, así como con asociaciones que aglutinan a operadores de transformación, distribución y comercialización, y de productores, como la Asociación de Organizaciones de Productores de Plátanos de Canarias (ASPROCAN). 

El eurodiputado considera positiva esta estrategia, pero también avisa de que el sector afronta con ella ciertos riesgos, porque tendrá que transformarse y adaptarse y sin inversiones e innovación no podrá hacer frente a las exigencias de la UE. Por ello, ha hecho un llamamiento también al Gobierno para que se siente en todas las mesas de negociación y defienda los intereses del sector agroalimentario español, líder europeo en producción y distribución de muchos productos y líder mundial en el caso del aceite de oliva. 

Tras todas las reuniones mantenidas, Jordi Cañas ha presentado una treintena de enmiendas a la propuesta, con el objetivo de lograr un sistema más sostenible y saludable, pero que también mantenga la competitividad y no comprometa el futuro de muchos productores y empresas de España. Así, el eurodiputado reivindica la calidad de los productos con denominación de origen e indicaciones geográficas, como el aceite de oliva, y plantea la posibilidad de que queden excluidos de un futuro etiquetado armonizado europeo, para evitar confusiones al consumidor. 

“Lamentablemente, a nivel nacional existe una gran inseguridad jurídica sobre la posibilidad de excluir dichos productos y tenemos que estar a la altura y actuar de acuerdo con las necesidades del mercado y de nuestros consumidores, estudiando la opción más apropiada”, ha dicho Cañas, en referencia a la polémica por la inclusión del aceite en el etiquetado de Nutriscore, que informa sobre si un producto es más o menos saludable. Tras la enérgica protesta del sector español, el Ministerio de Consumo ha accedido a que salga de esta clasificación. 

Entre otras enmiendas, el eurodiputado reclama que se tenga en cuenta las peculiaridades de regiones ultraperiféricas como las Islas Canarias, para que puedan competir en igualdad; que la Comisión haga un estudio previo del impacto que van a tener todas estas medidas y que se apueste por la inversión y la innovación para no dejar a nadie atrás. 

Por otro lado, Jordi Cañas hace un llamamiento para que se establezcan controles aduaneros armonizados y efectivos en la UE, para asegurar “la igualdad de condiciones entre los productos europeos y los importados”. “Es nuestro deber apostar por un comercio libre basado en reglas y en la igualdad de condiciones para nuestros productores, con soluciones que reducen nuestra dependencia del exterior”, ha agregado.

Sección: